Ser Adicto a la Velocidad es Malo y Costoso. Transita despacio, ahorra tiempo y enriquécete

gehlcitiesforpeople.dk  haciendo ciudades para gente 

La paradoja del automovil.

En el largo plazo, si usas el coche para moverte no ahorras tiempo, tus traslados serán a 6 km/h de velocidad promedio, debido a que hay tiempos que no contabilizas, pero son reales, como son: el tiempo que pasas atorado en el trafico, el tiempo que pasas circulando en busca de un lugar de estacionamiento, y el que te lleva para ir de tu auto a tu destino final y viceversa en el gran estacionamiento, el tiempo que dedicas a cargar gasolina, a la limpieza y servicios del coche, la verificación, etc.. Suma todos estos tiempos a tus tiempos de trayecto efectivos y divídelos entre los kilómetros recorridos en el año y te sorprenderás.

Y sin embargo, aunque en realidad no te moverás mas rápido, si tendrás que trabajar muchas mas horas, sencillamente para generar dinero suficiente para pagar los gastos y costos del auto -comprarlo, tenerlo, asegurarlo, verificarlo, usarlo-, (hoy te subsidian los costos externos del uso del coche) y eso representa semanas enteras de trabajo al año, solamente para pagar por el coche. 

Si dejaras de usar el auto y te trasladas caminando, en bici o en transporte publico, tu velocidad promedio será la misma que si te trasladaras en un auto, con las ventajas de que mantendrás un mejor estado de salud y dispondrás de tiempo para disfrutar a tu familia y amigos, ademas de que ahorraras un montón de dinero, que si no lo necesitas, podrías darte el lujo de no trabajar parte del año.

¿Eres Aficionado a la Velocidad?, Ve despacio, ahorra tiempo y enriquécete

Energia y Recursos

Las sociedades modernas son adictas y están obsesionadas con la alta velocidad. Las automotrices, irresponsablemente, enfatizan en su publicidad la conducción agresiva, violenta y a alta velocidad. El ‘virus de la velocidad y la prisa’ se ha posesionado de nuestras vidas. La presión del tiempo es hoy un tema serio de salud, ligado al estrés, depresión, falta de actividad física y obesidad. Comemos ‘comida rapida’ para supuestamente, ahorrar tiempo, y sin embargo, afirmamos no tener tiempo disponible para ejercitarnos regularmente.

La respuesta común a la presión de tiempo, especialmente entre los automovilistas, es movernos mas rápido. Y sin embargo, la dependencia que tenemos en los autos, como medio rápido de transporte, literalmente, nos ha robado nuestro dinero, nuestro tiempo y nuestra salud. Mientras mas dependemos de maquinas que ‘ahorran tiempo’ -como son los autos-, mas tiempo perdemos. La siguiente anecdota ilustra la paradoja.

Imagina que es el siglo XVIII, y en la villa donde vives, tu trabajo cotidiano es recoger una cubeta de agua del rio. Esto te toma exactamente una hora de cada día. Con la intencion de ‘ahorrar tiempo’, construyes una maquina que recoge el agua. Sin embargo, para que la maquina trabaje, debes previamente darle cuerda a un resorte durante dos horas.

En la actualidad y en nuestras ciudades, lo equiparable a ‘darle cuerda al resorte’ es el tiempo que tenemos que trabajar para ganar el dinero necesario para pagar nuestros costos de transporte. Para el peatón este tiempo es casi nulo, para el ciclista es mínimo, pero para el automovilista el tiempo invertido en ganar el dinero necesario para pagar todos los costos del coche es usualmente mucho mayor que el tiempo que pasa conduciéndolo. Como Ivan Illich explico en Energy and Equity (1974), el típico conductor americano dedica anualmente 1600 horas a su coche, para viajar 12,000 kilómetros.  Eso es menos de 8 kilómetros por hora.  Al incrementar la velocidad, los costos también se incrementan. Cuando conducimos rápido para ahorrar tiempo, los pocos segundos ahorrados nos costarán mucho mas que el tiempo que necesitamos para pagar por el combustible, el desgaste del coche y el estrés personal adicional. Paradójicamente, viajar mas lento reducirá la presión de tiempo, que por si mismo es un beneficio mayor para nuestra salud.

En las ciudades donde los modos activos de transporte son los principales, la gente pasa menos tiempo viajando que en las ciudades donde los coches son la forma dominante de viajar. Esto no es sólo porque las bicicletas pueden ser más rápidas que los coches en tráfico congestionado. Incluso cuando la gente viaja más rápido en automóviles que en tranvías o bicicletas, esa velocidad no es utilizada para ahorrar tiempo. En vez de eso la velocidad incrementada , lleva a viajar distancias más largas al extenderse la ciudad y las tiendas, escuelas y oficinas de correos locales cierran. Las ciudades dominadas por los coches pagan por sus incrementos en velocidad con más tiempo gastado en viajar. Los intentos para impulsar las velocidades de automóviles son inútiles, debido a que los incrementos en velocidad llevan a incrementos en costos (por ejemplo, en nuevas carreteras) que a su vez requiere de más tiempo para ganar el dinero para pagar por estos costos.

En el largo plazo, un cambio de automóviles a modos activos de transporte ahorrará enormes cantidades de dinero y tiempo, tanto para los individuos como las ciudades. Al elegir no poseer un automóvil, un trabajador promedio _ podría tener una semana laboral más corta, o retirarse de 10 a 15 años antes. Al caminar más, montar mas en bicicleta y usar mas el transporte público, también se extienden los años de vida activa y saludable.

Para leer mas sobre el tema: Tranter, P. 2010, Speed kills: The complex links between transport, lack of time and urban health, Journal of Urban Health, 87(2), 155-165.  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2845829/

Tranter, P. 2012, Effective speed:  Cycling because it’s “faster”, Chapter 4 in Pucher, J. and Buehler, R. (Eds) City Cycling, MIT Press, Cambridge, Massachusetts.

Informacion del autor

Dr Paul Tranter es un Profesor Asociado en geografia en la School of Physical, Environmental and Mathematical Sciences at UNSW Canberra.  Su investigacion ha hecho una contribucion pionera a la literatura en areas de ambientes amigables a los niños, transportacion activa y ciudades saludables y sostenibles.  Paul es el co-autor (con Claire Freeman) de Children and Their Urban Environment:  Changing Worlds.  See http://www.taylorandfrancis.com/books/details/9781844078530/

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s