El Publico vs. Ciudades Privadas; no se trata solo del voto

via urbanizationproject.org

Tratar la ciudad como una unidad de analisis distinta inevitablemente genera preguntas sobre como la ciudad es similar a – y diferente de- los negocios. La primer pregunta es si hay una diferencia fundamental. Una manera comun para poner la pregunta dice asi:

Dado que los consumidores son libres de escoger los negocios donde compran sus alimentos, pero no les toca votar en las decisiones que esos negocios hacen; no seria sensato que nosotros dejaramos a los negocios manejar las ciudad entera de la misma manera?  Si la gente pudiera escoger en que ciudad administrada por una corporacion vivir, la competencia disciplinaría a los funcionarios publicos de esa ciudad de la misma manera como disciplina a los directivos de la cadena de tiendas de abarrotes. Los ciudadanos, como los consumidores, no necesitan tener voto sobre como se maneja una ciudad.

Las analogías pueden plantear preguntas útiles, pero las respuestas dependen de la evidencia – y en este caso, la evidencia sugiere que dar a los ciudadanos la posibilidad de “votar con los pies” no va a disciplinar a los líderes de una comunidad. Más fundamentalmente, la evidencia muestra que, si bien la oportunidad de votar es una diferencia entre los sistemas públicos y privados de gobernabilidad de la ciudad, no es el más significativo. En los sistemas privados, es la falta de una separación de poderes entre el ejecutivo y un poder judicial independiente que es la debilidad más preocupante.

Disuadir a la delincuencia es uno de los retos esenciales para cualquier gran ciudad. Toda la evidencia sugiere que la disuasión a esta escala requiere de personas para investigar los crímenes, y la gente para castigar a quienes los cometan. Cuando las organizaciones privadas llevan a cabo estas funciones, las decisiones sobre qué delitos para procesar, y – especialmente – Cómo determinar si una persona es culpable de un delito, son hechas por las mismas personas que ejercen la autoridad ejecutiva. Las acciones de estas organizaciones privadas nos dan una útil y preocupante – ventana a lo que puede ocurrir en la ausencia de un poder judicial independiente.

Históricamente, muchos de los sistemas privados con facultades legales eran organizaciones religiosas que podian descubrir y juzgar los delitos cometidos por sus miembros Galileo fue célebremente juzgado por la Iglesia Católica. La maravillosa historia reciente The Chosen Few, por Maristella Botticini y Zvi Eckstein, nos recuerda que Judios también tenían sistemas jurídicos independientes. Se reimprime la carta de 1244 en la que el duque Federico II de Austria define los derechos legales separados de Judios y describió cómo se adjudicarián los casos que involucraban a ambos, Cristianos y Judios.

Vemos el legado de estas disposiciones en la actualidad. Funcionarios católicos desafian las disposiciones de la nueva ley de salud que afecta a los poderes que ellos piensan que deben permanecer en el ámbito de la conducta moral. Una organización ultraortodoxa líder, recientemente afirmó que los Judios observantes no deben reportar las acusaciones de mala conducta sexual a la policía salvo cuando les esté permitido hacerlo por un rabino

En los últimos siglos, las universidades también han adquirido los poderes de policía independientes. En los Estados Unidos, muchas universidades tienen empleados que hacen cosas tales como hacer arrestos, investigar violaciónes de las normas de la comunidad, o decidir cómo se deben manejar estas violaciónes

La evidencia sobre cómo los grupos religiosos y las universidades han manejado los casos de asalto sexual muestra que han fracasado de manera rutinaria para proporcionar la misma protección a todos los miembros de sus comunidades. A causa de un evidente conflicto de intereses, las universidades con programas deportivos lucrativos son notoriamente reacios a presentar cargos en contra de estudiantes atletas acusados de asalto sexual. Un conflicto similar de interés parece haber animado a la Iglesia Católica y por lo menos a algunos de los líderes de la comunidad hasídica para lidiar en silencio y suavemente con los funcionarios en sus organizaciones que fueron acusados de asalto sexual a los miembros más vulnerables de la comunidad, sus niños.

No tengo conocimiento de alguien que esté familiarizado con las pruebas en estos casos que piense que la libertad de elegir una comunidad diferente es un mecanismo adecuado para la rendición de cuentas de los funcionarios que las dirigen. ¿Alguien podría argumentar razonablemente que la amenaza de las transferencias de estudiantes causó que funcionarios de Penn State estuvieran vigilantes para hacer cumplir las normas contra el asalto sexual?

Sin embargo, tampoco estoy al tanto de cualquier persona que haya visto los detalles de estos casos y piense que dar el voto a los miembros de la comunidad habría ayudado. La oleada de apoyo  de estudiantes y ex alumnos para los funcionarios de Penn State que siguió a las revelaciones iniciales en el caso Sandusky debería hacer reflexionar a aquellos que piensan que las elecciones locales son la clave para garantizar la igualdad de protección bajo la ley. La democracia no es buena en proteger los derechos de las minorías y después del hecho, las víctimas de delitos siempre son superadas en número por las personas que prefieren fingir nada hubiera pasado

Los humanos nunca han encontrado un mecanismo para proteger los derechos legales de los menos que sea tan eficaz como un sistema judicial que está fuera del control de las autoridades ejecutivas. Por supuesto, como las universidades y los grupos religiosos, algunas entidades públicas también carecen de un poder judicial independiente, o tienen uno en el papel que no actúa de forma independiente. En Louisiana, los fiscales y los tribunales locales toleran la actividad criminal de la policía de Nueva Orleans. Los crímenes de la policía se atendieron solamente después que los fiscales federales y los tribunales federales intervinieron y tomaron la jurisdicción de casos que involucran a la policía.

A pesar de los fracasos de algunos sistemas públicos de gobierno, hay muchos otros sistemas públicos con instituciones judiciales operativas e independientes. Todavía estoy esperando a alguien para que señale a siquiera uno de estos sistemas en el sector privado o cualquier otro tipo de acuerdo privado que proporcione un nivel de protección equivalente.

Cualquier proponente de ciudades manejadas enteramente por entidades privadas, debe por tanto llevar la carga de la prueba ¿Qué evidencia hay para apoyar la afirmación de que las entidades privadas son capaces de evitar el conflicto inherente que los ejecutivos enfrentan entre su compromiso con el cumplimiento de las normas de la comunidad de un modo que se aplique por igual a todos los miembros _ y los muchos otros objetivos que persiguen?

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s