Plataformas de Participacion Publica cambian la dinamica entre ciudad y ciudadanos

vía Public participation platforms change the dynamic between city and citizen | TheCityFix.

Residents of Hyderabad, India, can use mobile devices to be a part of the planning dialogue---whether it's creating clearer maps of the city or crowdsourcing infrastructure projects. Photo by Nietnagel/Flickr.

En lugar de discutir acerca de cómo su ciudad no contaba con el dinero suficiente para financiar la creación de carriles-bici, una comunidad en la Ciudad de México, México, siguio adelante y las hizo. Cuando los residentes en Beijing, China, vieron que coches estaban invadiendo las sendas peatonales, crearon un sitio web para detener esto. Los medios sociales y y el recurrir a la multitud han abierto nuevas e interesantes vías para el involucramiento y participacion del público, sin embargo, las ciudades (mas bien las burocracias) son a menudo reticentes a adoptar estos nuevos mecanismos como una forma legítima de participación pública. Algunos, tal vez, ver la participación del público con estas plataformas sociales como una moda pasajera; otros podrían estar preocupados de que las redes sociales pueden llevar al escrutinio publico puntos de vista controvertidos o debiliten el control institucional. A pesar de estos riesgos percibidos, ejemplos de todo el mundo muestran que ahora más que nunca es el momento para que los líderes de la ciudad reconozcan el impacto potencial del y el recurrir a la multitud y redes sociales, que tienen la capacidad de cambiar radicalmente cómo las ciudades recogen datos, implementan proyectos, y crean soluciones innovadoras para mejorar la calidad de vida de los residentes urbanos.

Los medios sociales cambian el dialogo de planificacion

La participación del público a través de reuniones tradicionales de la comisión de planificación normalmente significa la representación de residentes de mayor edad, y mas ricos que disponen del tiempo y la capacidad de asistir a docenas de reuniones de tres horas de largo, y se pierde la participacion de grupos demográficos más jóvenes. Las reuniones se centran a menudo en lo que no quieren hacer, en lugar de formular un plan viable que mueva a su comunidad hacia adelante. Los medios sociales pueden cambiar este proceso de planificación, dandole voz a una audiencia mas amplia , así como ampliar el número de los temas de planificación a considerar. Esta tendencia se observa en los Estados Unidos con el Programa de Tránsito de Investigación Cooperativa (TCRP) y la Administración Federal de Carreteras, que ambos están descubriendo maneras de involucrar a los ciudadanos de todos los grupos demografcos y encontrar soluciones de transporte que funcionan para todos, sin importar la region de origen o las capacidades fisicas. La presente convocatoria por incluir una nueva voz en las decisiones públicas se observa también en Porto Alegre, Brasil, iniciado por el portal abierto Datapoa que recoge información directamente de los residentes de la ciudad en temas que incluyen la movilidad, el medio ambiente, la geografía, la sanidad urbana y la salud pública. Esto permite a una mayor variedad de residentes urbanos aprender y participar activamente en el diálogo en torno al desarrollo de su ciudad.

El recurso a la multitud (crowdsourcing) aporta datos para las decisiones de política

El modo primario a través del cual los gobiernos locales recogen datos siguen siendo las encuestas. Las encuestas están limitadas por los índices de respuesta bajas y con frecuencia hay un retraso considerable entre el momento en que las encuestas se levantan y sus resultados son finalmente analizados. A través de medios de comunicación social, sin embargo, la recolección de datos se puede hacer en tiempo real y en un formato puede analizarse fácilmente y ser rápidamente comunicados. Por ejemplo, Crashstories.org es una iniciativa del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York en el que una base de datos generada por los usuarios registra los choques de tráfico y los despliega en un mapa interactivo. Mientras tanto, en Chennai, India, la plataforma en línea Transparent Chennai reúne datos de los mapas de Google y los teléfonos celulares de los ciudadanos para mostrar dónde existe una necesidad de más aceras y senderos peatonales para caminar. Para los países que carecen de la capacidad institucional para grandes departamentos de planificación o el dinero para llevar a cabo censos fiables, estas bases de datos generadas por los usuarios son indispensables para que las ciudades diagnóstiquen y den seguimiento a los problemas, ya sea que se trate de los atascos de tráfico o brotes de malaria.

El recurso a la multitud apalanca los talentos locales para resolver problemas locales

Más frecuente que no, la gente sabe acerca de los problemas que encaran. El recurso a la multitud puede utilizarse para conjuntar capacidad intelectual y recursos locales para resolver estos problemas. Por ejemplo, el programa de bicicletas compartidas del la ciudad de Chicago, Divvy, tiene un portal en línea que pide al usuario que sugiera lugares para futuras estaciones de bicicletas . La Ciudad de Nueva York adoptó un enfoque más visual, creando un mapa visual en 3D de la ciudad que se llama Betaville para que los ciudadanos cambien el diseño o añadan sus propios diseños , en un proceso de planificación muy parecido al videojuego Sim City. Este permite a los planificadores de Nueva York saber que aspectos de la ciudad quiere cambiar la gente , así como jalar de millones de residentes talentosos para encontrar una solución. En un giro más serio, la aplicación Ushahidi que es más conocido para apalancar las capacidades de diversas comunidades en tiempos de crisis – que habiendo funcionado sobre todo en Kenia, Haití y Siria – se está expandiendo tanto a los países que pueden utilizar la aplicación y para que puede usarse la aplicación . Pronto será capaz de rastrear el acceso de las mujeres a la educación, la prestación de asistencia médica, y las fallas en las redes de transporte de las ciudades.

En todo el mundo, el recurrir a la multitud (crowdsourcing) y las redes sociales están ayudando a cambiar el diálogo de planificación, incorporando datos a los debates de política, y apalancando el talento y los recursos locales para encontrar las mejores soluciones a los dificiles problemas de transporte . Los gobiernos locales no sólo deben reconocer, sino fomentar el uso de las redes sociales y el recurrir a la multitud (crowdsourcing) en la gobernanza. Estas nuevas herramientas probablemente resultaran vitales en incorporar a la ciudadania de hoy para ayudar en la construcción de las ciudades sostenibles del futuro.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Codigos, Planeacion Urbana, Politicas Publicas, Responsabilidad Social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s