La historia olvidada de como las automotrices inventaron el delito del ‘peaton despreocupado’ o imprudente

 

vía The forgotten history of how automakers invented the crime of \”jaywalking\” – Vox.

(Spencer Platt/Getty Images)
Hace 100 años, si eras un peatón, para cruzar la calle simplemente caminabas atravésandola.
En los años 1920’s, GRUPOS DE AUTOMOVILISTAS REDEFINIERON QUIEN ERA PROPIETARIO DE LA CALLE EN LA CIUDAD
Hoy en día, si hay tráfico en la zona y quieres cumplir con la ley, necesitas encontrar un cruce peatonal. Y si hay semáforo, es necesario esperar a que cambie a verde.
De no hacerlo, estás cometiendo un delito: cruzar la calle imprudentemente (bajo la vision del motorista). En algunas ciudades – Los Ángeles, por ejemplo – la policía infracciona a miles de peatones al año por cruzar la calle imprudentemente, con multas de hasta $ 250.
Para la mayoría de la gente, esto parece ser parte de la naturaleza básica de caminos. Pero realmente es el resultado de una olvidada  campaña agresiva de los1920’s, liderada por grupos de automóvilistas y las fabricantes automotrices que redefinieron quien era dueño de la calle citadina.
“En los comienzos del automóvil, los conductores tuvieron la responsabilidad de evitar a usted peaton, y no era obligacion del peaton el evitar a los coches”, dice Peter Norton, historiador de la Universidad de Virginia y autor de “Fighting Traffic, The Dawn of the Motor Age in the American City” (La lucha contra el tráfico: El amanecer de la Era del automotor en la ciudad estadounidense” Pero bajo el nuevo modelo, las calles se convirtieron en un lugar para los coches – y como peatón, es tu culpa si te atropellan.”

Una de los factores clave de este cambio fue la creación del delito de cruzar la calle imprudentemente (bajo la vision del motorista). He aquí la historia de cómo sucedió.

Cuando las calles eran espacio publico

manhattan 1914

Manhattan’s Hester Street, on the Lower East Side, in 1914. (Maurice Branger/Roger Viollet/Getty Images)

Es extraño imaginarlo ahora, pero antes de la década de 1920’s, las calles de la ciudad se veían totalmente diferentes de lo que en la actualidad se ven. Eran consideradas como un espacio público, un lugar para los peatones, vendedores ambulantes, vehículos tirados por caballos, tranvías, y niños jugando.

Los peatones caminaban por las calles donde querian, cuando querían, y generalmente sin mirar”, dice Norton. Durante la década de 1910’shabía algunos pasos de peatones pintados en la calle, y generalmente eran ignorados por los peatones.

Al extenderse el uso de los coches ampliamente durante la década de 1920’s, las consecuencias de esto eran predecibles: muertes. Al transcurrir las primeras décadas del siglo, el número de personas muertas por los coches se disparó.

pedestrian death chart

(Courtesy of Peter Norton)

Los muertos eran en su mayoría peatones, no conductores, y desproporcionadamente eran ancianos y niños, quienes anteriormente habían tenido plena libertad de jugar en las calles.

La respuesta pública a estas muertes, era generalmente, de indignación. Los automóviles eran vistos como juguetes frívolos, similar a como hoy vemos a los yates (con frecuencia se les denominban “autos de placer”). Y en las calles, eran considerados unos intrusos violentos.

Ciudades levantaron monumentos prominentes por los niños muertos en accidentes de tráfico, y los periódicos cubrian a detalle las muertes de tráfico , culpando generalmente a los conductores. También publicaron caricaturas que demonizaban a los coches, asociandolos con frecuencia con la parca.

nytimes car cover

The November 23, 1924 cover of the New York Times shows a common representation of cars during the era — as killing machines. (New York Times)

Antes de que las leyes de tránsito se pusieran en vigor, los jueces dictaminaban que en cualquier colisión, el vehículo más grande – es decir, el coche – era el culpable En la mayoría de las muertes de peatones, a los conductores se les levantaban cargos de homicidio con independencia de las circunstancias del accidente

Como los coches se posesionaron de las calles, despojando a peaton y todos

manhattan 1925

In 1925 Midtown Manhattan, pedestrians compete for space with increasing automobile traffic. (Edwin Levick/Getty Images)

Al incrementarse las muertes, los activistas anti-automóviles intentaron frenarlos. En 1920, la revista “Illustrated World” escribió “cada vehículo debe estar equipado con un dispositivo que mantenga la velocidad debajo del número de kilómetros estipulados como velocidad maxima para la ciudad en la que vivía su propietario

El punto de inflexión se produjo en 1923, dice Norton, cuando 42.000 residentes de Cincinnati firmaron una petición para una iniciativa de ley que requeriría que todos los coches tuvieran un gobernador limitándo su velocidad a 25 millas por hora. Los distribuidores de automóviles locales estaban aterrorizados, y entraron en acción, envíando cartas a cada propietario de coche en la ciudad y poniendo anuncios en contra de la medida.

cincinnati ad

A 1923 ad in the Cincinnati Post, taken out by a coalition of auto dealers. (Cincinnati Post)

La medida fracasó. También impulsó a grupos de automóvilistas en todo el país, mostrándoles que si no eran proactivos, el potencial de las ventas de automóviles podría ser minimizado

En respuesta, los fabricantes de automóviles, concesionarios y grupos de entusiastas trabajaron para redefinir legalmente la calle – a fin de que fueran los peatones, en lugar de los coches, los que serían restringidos

ESTA ES LA LEY DE TRÁFICO BAJO LA QUE HOY TODAVÍA VIVIMOS

La idea de que a los peatones no se les debe permitir caminar por donde les plazca habían estado presente ya en 1912, cuando Kansas City aprobó la primera ordenanza requiriendoles atravezar las calles en los cruces peatonales Pero a mediados de los años veinte, grupos de automóvilistas impulsaron vigorosamente la campaña, para la aprobacion de leyes en todo el país

En particular, grupos de la industria automotriz tomaron control de una serie de reuniones convocadas por Herbert Hoover (entonces Secretario de Comercio) para crear un modelo de ley de tránsito que podría ser utilizado por las ciudades de todo el país. Debido a su influencia, el producto de esas reuniones fue – el  Modelo Municipal de Ordenanza de Trafico de 1928 – que se basó en gran medida en la ley de tráfico de Los Ángeles, que había promulgado estrictos controles peatonales en 1925

La parte crucial que decia era que los peatones solamente cruzarían en los cruces peatonales y sólo en ángulo recto”, dice Norton “En esencia, es la ley de tráfico bajo la que todavía estamos viviendo hoy.

La vergüenza de cruzar la calle imprudentemente

jaywalking posters

Government safety posters ridicule jaywalking in the 1920s and 30s. (National Safety Council/Library of Congress)

Incluso mientras aprobaban estas leyes,grupos de la industria automotriz enfrentaron un problema: en Kansas City y otros lugares, nadie había seguido las reglas, y rara vez se aplicaban por la policía o los jueces Para resolverlo, la industria asumió varias estrategias

Una fue un intento de moldear la cobertura de noticias de accidentes de autos. La Cámara Nacional de Comercio de Automóviles grupo del sector estableció un servicio de noticias gratuito para los periódicos los reporteros podían enviar los detalles básicos de un accidente de tráfico y obteian a cambio un artículo completo para imprimirse el día siguiente. Estos artículos, ampliamente difundidos cambiaron la culpabilidad de los accidentes del conductor a los peatones – señalando que el cumplimiento de estas nuevas leyes era importante.

Del mismo modo, AAA comenzó a patrocinar campañas de seguridad en las escuelas y concursos de carteles en torno a la importancia de permanecer fuera de la calle. Algunas de las campañas también ridiculizaba a los niños que no siguen las reglas – por ejemplo, en 1925, cientos de niños de las escuelas de Detroit vieron “juicio de un niño de doce años de edad, que había cruzado una calle de manera insegura y como escribe Norton , un jurado compuesto por sus pares lo condenó a limpiar pizarrones durante una semana.

Esta era tambien parte de la estrategia final la vergüenza. Para conseguir que los peatones sigan las leyes de tránsito “, la burla de sus conciudadanos es mucho más eficaz que cualquier otro medio que pueda adoptarse”, dijo E.B. Lefferts presidente del Club de Automovilistas del Sur de California en la década de 1920’s. Norton compara la campaña resultante al mensaje anti-drogas de los 80’s y 90’s, en la que el consumo de drogas fue mostrado no sólo como peligroso, sino estúpido.

jaywalking clown 2

At a 1924 New York safety parade, a jaywalking clown is repeatedly rammed by a slow-moving Model T. (Courtesy of the Barron Collier Company, via Peter Norton)

Activistas pro auto cabildearon a la policía para avergonzar públicamente a los transgresores silbandoles o gritandoles – e incluso cargaban a las mujeres de regreso a la acera – en lugar de reprenderlas calladament o multandolas. Organizaron campañas de seguridad con actores vestidos con atuendos del siglo 19 o como payasos contratados para cruzar la calle de manera ilegal, significando que la práctica era anticuada y tonta En una campaña de seguridad de Nueva York de 1924, un payaso marchó frente a un lento modelo T que lo embestia repetidamente.

Esta estrategia también explica el nombre que se le dio al hecho de cruzar ilegalmente a pie: imprudencia o atolondramiento peatonal En esa época, la palabra “jay” significaba algo así como “paleto” o “palurdo – una persona del campo, que no sabía cómo comportarse en la ciudad. Así que los grupos pro-auto promovieron el uso de la palabra “peaton imprudente¨ (jay walker) como alguien que no sabía cómo caminar en la ciudad, que amenazaba la seguridad pública.

Al principio, el término fue visto como ofensivo, incluso chocante Los peatones respondieron usando la frase (jay driving) o conductor imprudente para describir la conducción peligrosa.

Pero peaton atolondrado pego en (y evetualmente se transformo en una nueva palabra) Organizaciones de seguridad y la policía comenzaron a utilizarla formalmente anuncios de seguridad

(Google Ngram Viewer)

Use of the word “jaywalking” increases steeply starting in the 1920s. (Google Ngram Viewer)

En última instancia tanto la palabra peaton atolondrado y el concepto de que que los peatones no deben caminar libremente por las calles se arraigo tan profundamente que pocas personas conocen esta historia. “La campaña fue extremadamente éxitosa”, dice Norton “Cambió por completo el mensaje sobre para qué son las calles “

Interesante libro “Fighting Traffic: The Dawn of the Motor Age de Peter Norton. Aqui una liga al libro  http://www.amazon.com/Fighting-Traffic-American-Inside-Technology/dp/0262516128

Anuncios

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Calles, Caminabilidad, Espacio Publico, Peaton, Politicas Publicas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s