La Calle como Lugar: Como la transportacion puede Crear el Sentido de Comunidad

vía Project for Public Spaces | Streets as Places: How Transportation can Create a Sense of Community.

“La calle es el rio de la vida de la ciudad, el lugar donde nos encontramos, la senda al centro” 

 –William H. Whyte

streets as places 2

Mientras las calles fueron alguna vez un lugar donde nos deteniamos para conversar y los niños jugaban, ahora son el dominio exclusivo de los coches. Incluso donde las aceras están presentes a lo largo de las autopistas y calles de alta velocidad, se sienten inhóspitas y fuera de lugar.

El Tráfico y la capacidad de las carreteras no son el inevitable resultado del crecimiento. Son producto de decisiones deliberadas que se han tomado para conformar a nuestras comunidades en torno al automóvil privado. Tenemos la habilidad para hacer elecciones diferentes -empezando con la decisión de diseñar nuestras calles como lugares cónfortables para las personas.

Afortunadamente, en años recientes un creciente número de personas alrededor del mundo se han levantado y exigido algo mejor. PPS está ayudando a mostrar el camino a seguir, ayudando a las comunidades a darse cuenta de que hay una visión diferente de lo que puede ser el transporte. 

Las calles del centro pueden convertirse en destinos dignos de ser visitados, no sólo calles de paso hacia y desde el lugar de trabajo. Las paradas y estaciones pueden hacer que los viajes en tren o autobús sean un placer. Las calles del vecindario pueden ser lugares donde los padres se sienten seguros de dejar que sus hijos jueguen, y las calles comerciales pueden diseñarse como los grandes bulevares, seguros para caminar y para montar en bicicleta, permitiendo tanto el tráfico local como el de paso

Estamos a punto de crear un futuro en el que se le da prioridad el modo apropiado, ya sea peatón, bicicleta, transporte publico o automóvil. Para estar seguros, los coches tienen su lugar, pero la importancia redescubierta de caminar y “modos de transporte alternativos” traerá más gente a la calle-permitiendo que estos espacios sirvan como foros públicos donde vecinos y amigos pueden conectarse entre sí.

Para que nuestras calles cumplan la critica función de “plaza del pueblo” que falta en la mayoría de las comunidades hoy en día, deben ser planificadas y diseñadas apropiadamente usando tres directrices fundamentales:

DISEÑA PARA LAS Velocidades APROPIAdaS

Mientras que las autopistas deben permanecer de alta velocidad para dar cabida a la movilidad regional, la velocidad en otros caminos necesitan reflejar que estos son lugares para la gente, no sólo conductos para coches. Las velocidades deseadas se pueden conseguir con algunas herramientas de diseño, incluyendo cambios en anchos de calzada, curvaturas, y el diseño de intersecciónes. Las estrategias de borde de calle, como el remeter edificios y la actividad en la acera, también pueden impactar la velocidad a la que el automovilista conduce en coche cómodamente .

La velocidad mata el sentido de lugar. Las ciudades y los centros de las ciudades son destinos, no conductos, y el comercio necesita tráfico peatonal. No puedes comprar un vestido desde un coche. Incluso el tránsito peatonal se acelera en la presencia de vehículos moviendose velozmente. El acceso, y no los automóviles, debe ser la prioridad en los centros urbanos. No prohibas los coches, pero elimina la presunción a su favor. Las personas deben ir primero!

PLANea para resultados de la COMUNIdad

Las comunidades tienen primero que imaginar qué tipo de lugares e interacciones quieren apoyar, y luego planificar un sistema de transporte coherente con esta visión colectiva de la comunidad. El transporte es un medio para lograr importantes metas, tales como la productividad económica y el involucramiento social , no es un fin en sí mismo.

Las grandes instalaciones de transporte, tales como la Terminal Grand Central en la ciudad de Nueva York y las aceras anchas de los Campos Elíseos, son “mejoras” al transporte. que han verdaderamente mejorado la esfera pública. Diseñar proyectos de calles para adaptarse a contextos comunitarios puede ayudar a aumentar el suelo urbanizable, crear espacio abierto, y reconectar comunidades con sus vecinos, un paseo por el borde del agua, o parque. Pueden reducir la dependencia de los hogares en el automóvil, permitiendo a los niños caminar a la escuela, conctando distritos comerciales con los centros de ciudad, y ayudando a construir estilos de vida más saludables, al aumentar el potencial de caminar o en montar bicicleta. Pensemos en el beneficio público, no sólo en la conveniencia privada.

Por años hemos visto esta filosofía ganar tracción en las principales ciudades del mundo. Barcelona ha construido bulevares y Ramblas que dan prioridad peatonal sobre el auto. París ha desarrollado un programa para calmar el tráfico en el vecindario que rivaliza con el de cualquier ciudad en cualquier parte del mundo. Londres cobra peaje de congestión para los vehículos entrando al centro de la ciudad, reduciendo con éxito los niveles de tráfico y fondeando un agresivo programa para mejorar el transporte masivo. Bogotá presume de un sistema de transporte rápido con autobuses de clase mundial y ha establecido un mandato para eliminar el uso de autos privados durante la hora pico de la mañana para el año 2015. Estos proyectos evidencian que se pueden rediseñar nuestras redes de transporte. para reflejar su verdadera importancia como espacios públicos y como soportes de nuestra visión para nuestros pueblos y ciudades.

También es esencial fomentar la planificación del uso del suelo a nivel comunitario que soporte, en lugar de saturar, la red de transporte. Esto incluye crear lugares más atractivos que la gente desee visitar, tanto en desarrollos nuevos como en los existentes. Un fuerte sentido de lugar beneficia a todo el sistema de transporte. Grandes Lugares- lugares populares con una buena mezcla de gente y actividades, a las que se puede llegar cómodamente a pie, en bicicleta y tal vez transporte publico y aun coches-  ejercen poca presión en el sistema de transporte. La mala planificación del uso del suelo, por el contrario, genera miles de viajes innecesarios en vehículo, creando caminos disfuncionales, que deterioran aún más la calidad de los lugares. Profesionales del transporte no pueden pretender mas que el uso de la tierra no es su negocio. Los proyectos de transporte que no fueron integrados con la planificación del uso del suelo han creado demasiados impactos negativos para ser ignorados.

piensa en las calles como espacios publicos

No hace mucho tiempo, esta idea era considerada absurda en muchas comunidades. “El espacio público” significaba parques y poco más. Las paradas del transporte eran simplemente lugares para esperar. Las calles se habían rendido al tráfico durante tanto tiempo que difícilmente considerábamos que fueran espacios públicos. Pero ahora lentamente estamos alejándonos de esta estrecha percepción de “calles como conductos para coches” y comenzamos a pensar en las “calles como lugares”.

El camino, el estacionamiento, la terminal de transporte -estos lugares pueden servir a más de un modo (autos) y para más de un propósito (movimiento). Las aceras son las arterias urbanas de las ciudades- hazlas anchas, bien iluminadas, elegantes y acogedoras con bancas, cafés al aire libre y arte público Las calles pueden ser espacios compartidos con refugios peatonales, carriles para bicicletas, y estacionamiento en calle. Los estacionamientos en lotes pueden convertirse en mercados públicos los fines de semana. Incluso las principales arterias urbanas pueden ser diseñadas para tener un carril exclusivo para el bus, paradas de autobús bien diseñadas que sirvan como lugar de encuentro e instalaciones multimodales para buses de tránsito rápido o otras formas de viajar ¡Los caminos también son lugares!

La transportacion -el proceso de ir a un lugar-  puede ser maravilloso si nos replanteamos la propia idea de transportación. Si recordamos que la transportacion es el viaje, pero la meta es siempre mejorar la comunidad

10 Cualidades de una Gran Calle

PPS ha identificado diez cualidades que, en conjunción con los principios descritos anteriormente, contribuyen al éxito de las grandes calles

  1. • Atracciones y Destinos. Tener algo que hacer da a la gente una razón para ir a un lugar y volver una y otra vez. Cuando no hay nada que hacer, un espacio permanecerá vacío, lo que puede conducir a otros problemas. Al planificar las atracciones y destinos, es importante considerar una amplia gama de actividades para: hombres y mujeres, personas de diferentes edades, diferentes momentos del día, la semana y el año, y para las personas solas y en grupos. Crea una ruta atractiva enlazando esta variedad de experiencias.
  2. • Identidad e Imagen Ya sea que un espacio tiene una buena imagen e identidad es clave para su éxito. Crear una imagen positiva requiere mantener el lugar limpio y bien mantenido, así como fomentar un sentido de identidad. Esta identidad puede originarse en la exhibición de los activos locales Negocios, peatones, y conductores elevaran entonces su comportamiento a esta visión y sentido de lugar.
  3. • Uso del Borde Activo. Los basamentos de los edificios (plintos) deben ser a escala humana y permitir la interacción entre el interior y exterior Preferiblemente, hay usos activos de la planta baja que crean valiosas experiencias a lo largo de una calle para peatones y automovilistas Por ejemplo, una hilera de tiendas a lo largo de una calle es más interesante y generalmente más segura para caminar en ella que una pared ciega o un lote baldío. La actividad en la acera también sirve para hacer mas lento el tráfico vehícular Como mínimo, la conexión del borde debe ser visual, permitiendo a los transeúntes disfrutar la actividad y la estética del espacio interior. Estos usos del borde deben permanecer activas todo el año y unir ambos lados de la calle.
  4. • Servicios. Las calles exitosas ofrecen amenidades para soportar una variedad de actividades. Estas incluyen basureros atractivos para mantener la limpieza, el alumbrado público para mejorar la seguridad, aparcaderos de bicicleta, y ofrece a las personas opciones para sentarse, de preferencia moviles, -la importancia de dar a la gente la opción de sentarse donde le place generalmente es subestimada. Reune las amenidades de la calle para apoyar su uso.
  5. • Gestión. Una entidad activa que gestiona el espacio es fundamental para el éxito de una calle. Esto requiere no sólo mantener el espacio limpio y seguro, sino también la gestión de los inquilinos y programar el espacio para generar actividad diaria. Los eventos pueden ser desde pequeños espectáculos de artistas callejeros, ventas de acera, hasta celebraciones culturales, cívicas o de temporada.
  6. Estrategias de temporada. En lugares sin una fuerte presencia de gestión o variedad de actividades, a menudo es difícil atraer a la gente durante todo el año. Utiliza estrategias estaciónales, como mercados de dia festivo, desfiles y actividades recreativas para activar la calle durante todas las épocas del año. Si una calle ofrece una experiencia única y atractiva, el clima es un factor menos importante de que las personas asumen inicialmente.
  7. • Grupos de usuarios diversos. Como se mencionó anteriormente, es esencial proveer actividades para diferentes grupos. Mezclar personas de diferente raza, sexo, edad y nivel de ingresos asegura que ningún grupo domine el espacio y haga que los demás se sientan incómodos y fuera de lugar.
  8. • Tráfico, Transporte y los Peatones. Una calle éxitosa es fácil de llegar y atravesarla; es visible tanto desde la distancia y de cerca. Los espacios accesibles tienen alta rotación de aparcamiento, idealmente son convenientes para el transporte público y sportar el caminar y montar bicicleta. El acceso y los vínculos con destinos circundantes deben ser parte del proceso de planificación. El tráfico de automóviles no puede dominar el espacio y se opone a la comodidad de otros modos. Esto se logra generalmente disminuyendo la velocidad y compartiendo espacio de la calle con una gama de opciones de transporte.
  9. • Mezclando usos y modos. Los usos en Planta baja y comercio a menudeo debe derramar a las aceras y calles para borrar la distinción entre espacio público y privado. El espacio compartido de la calle también comunica que ningun modo de transporte domina.
  10. • Preservación del Vecindario. Las Grandes calles soportan el contexto que les rodea. Debe haber claras transiciones de las calles comerciales a los barrios residenciales circundantes, comunicando un cambio en el entorno con un cambio concomitante en el carácter de la calle.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Calles, Edificios, Espacio Publico, Peaton y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s