Subsidiar o no subsidiar el transporte público, esa es la pregunta

Necesario debatir cuanto, a quien y como otorgar subsidios a los usuarios mas necesitados de transporte publico.

pedestre

Dibujo: Rodrigo Díaz Dibujo: Rodrigo Díaz

Por Darío Hidalgo (@dhidalgo65)*

Suena muy bien subsidiar el transporte público, y de hecho hay razones económicas para ello. De hecho, todos los sistemas de transporte público en países industrializados y muchos en países en desarrollo reciben subvenciones del presupuesto público, ya sea a los equipos o a la operación. Suena aún mejor si los subsidios se aplican a ciertas poblaciones, como los estudiantes, los adultos mayores, o los más pobres. La ciudad de Bogotá ya aplica subsidios al transporte público focalizados en personas de menores ingresos y a adultos mayores, y se apresta a ampliarlos a estudiantes de acuerdo con un Proyecto de Acuerdo, aprobado en primer debate en el Concejo de la Ciudad.

Dos puntos en esta interesante discusión: 1) los subsidios al transporte público, especialmente las subvenciones focalizadas, son convenientes; 2) los descuentos de tarifa, si se aplican contra el valor…

Ver la entrada original 461 palabras más

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s