No Odies al Conductor, Odia al Trafico

La congestión no es culpa de una sola persona o grupo de personas. La congestión es todos nosotros. Así que, en vez de odiar a los jugadores, necesitamos cambiar el juego

Origen: Don’t Hate the Driver, Hate the Traffic

Nos tomamos las políticas de transporte de manera personal, y debemos hacerlo. Pero cuando se trata de combatir la congestión, en vez de jugar al juego de las culpas necesitamos cambiar el juego por completo.

Tengo una confesion que hacer: Yo conduzco un coche.

No todo el tiempo, a veces. Aun cuando vivo a cinco minutos de una parada de metro. A pesar de tener una bicicleta (y para mi verguenzam, tambien una motoneta para adulto). A veces elijo conducir. Por ejemplo, los domingos conduzco a la tienda, porque mis compras son para una familia de cuatro (la mitad de estos comen su peso en galletas cada semana).

Esta mañana manejé al gimnasio. Sí, me podría haber ido en bicicleta, pero no lo hice. ¿Soy ese tipo de persona (gulp)?. Puede ser. Pero bueno, quería ir y volver a tiempo para ver a mis hijos irse a la escuela. No soy un ciclista muy confiable (ni veloz), ¿ok? Así que deja de juzgarme.

Vaya. Esto se volvio personal. Lo siento. Pero, en realidad, en cierto modo, ese es el punto.

Pues resulta que las decisiones que tomamos sobre cómo llegar a donde tenemos que ir son decisiones muy personales. Estas son moldeadas por diversos factores: el lugar donde vivimos, donde trabajamos, cuando trabajamos, qué tipo de trabajo hacemos, como son nuestra familia, nuestros ingresos, nuestras capacidades y limitaciones físicas. La lista sigue. Debido a esto, creo yo, es que las discusiones sobre las nuevas políticas de trasporte y los proyectos de transporte son a menudo tan candentes y polarizantes.

El cobro por congestión es una discusión vale la pena tener

A la luz de noticias de esta semana, relacionadas a que Toronto considera hacer un estudio mas a fondo sobre el cobro de peaje en autopistas urbanas del centro de la ciudad, no nos sorprenderia que de todos nosotros, algunos tendrian una reacción inmediata, visceral, y personal. Sin embargo espero que podamos retroceder un paso. Porque ponerle precio a la congestion, sea en forma de peajes a carreteras, Carriles VAO (Vehiculos con Alta Ocupacion) , tarificar el ingreso al centro de la ciudad o algun otro enfoque  es una discusión que vale la pena tener, especialmente si valoramos la libertad de movernos.

El problema es que a pesar de que nuestras vidas son todas muy diferentes, muchos estámos haciendo exactamente la misma elección: la elección de conducir un coche en la misma calle a la misma hora del día. Esa es la receta simple para la congestión. Un problema que aqueja a las ciudades caadienses (y del mundo), que representa un costo de miles de millones de dólares en pérdida de tiempo, que exacerba las enfermedades causadas por la contaminación atmosferica y el estrés, y que básicamente, hace nuestras vidas más miserables de lo que necesitan ser.

Casi todo el mundo está de acuerdo en que la congestión es un problema. Sin embargo, a la hora de hablar de las alternativas de solucion, algo extraño sucede. Acabamos luchando entre nosotros, en vez de luchar contra el tráfico. Y esa lucha casi siempre pone a un imaginario “conductor” contra un imaginario “no conductor.” ¿Quiénes son estos seres imaginarios? ¿Realmente viven en y se mueven alrededor de la misma ciudad que yo?

Bueno, seguramente, entre nosostros hay algunos que siempre conducen, algunos que lo hacen a veces y otros nunca lo hacen, pero la gran mayoría probablemente estamos en el punto medio. El periodista Jeremy Klaszus describe este fenómeno como un movimiento encaminado a “viajes al trabajo creativos.”

“En 1999, de acuerdo con datos de la ciudad, el 42% de los viajeros al centro de la ciudad [Calgary] durante las horas pico eran conductores, para 2010 había bajado a 35%. El porcentaje de usuarios de transporte público, peatones y ciclistas aumentó durante este tiempo.” Klaszus sensatamente atribuye esta diversidad, a la mayor disponibilidad de alternativas de donde elegir.

Ciudades multimodales e incentivos

Estamos viendo que muchas ciudades adoptan esta idea cuando se embarcan en lo que se llama “planifcacion  multimodal.” En pocas palabras, una ciudad multimodal ofrece y facilita una amplia red de opciones de transporte y avenidas -todo desde carril-bici, viajes compartidos, hasta buses de alta velocidad, trenes ligeros, autos compartidos-. Este enfoque reconoce que, como individuos, nuestras necesidades de transporte varían por temporada, por semana, e incluso por hora dentro de un mismo día.

Nuestra capacidad de diversificar y personalizar las opciones de viaje debe ayudar a disminuir la congestión, ¿verdad?. Después de todo, mientras más opciones tengo para ir del punto A al B, más probable es que aproveche esas opciones. Bueno … sí, más o menos, y no del todo seguro.

Es evidente que, más opciones ayudan y son necesarias. Pero las opciones, por sí mismas, no cambian los incentivos. Lo que quiero decir es que si a mi me resulta más barato, más rápido y más conveniente irme en coche a trabajar en horas pico de lo que para mí seria tomar Metro o compartir viaje o montar mi vergonzosante motoneta tamaño adulto, adivina qué opción es mas probable que escoja. ¿Adivina qué opción escojeria la mayoría de la gente ?

La Tarificacion Vial (cargo por congestión) es la clave para hacer que todos los diferentes modos de transporte en los que estamos invirtiendo nos sirvan mejor. ¿Por qué? Porque añade algo nuevo y crítico en nuestro cálculo para la toma de decisiones. Envía lo que la Ecofiscal Commission llama una señal de mercado. Esa señal me ayuda a incluir el factor costo de mi “contribución a la congestión” a mi decision entre conducir o viajar de algún otro modo o en algún otro momento. Esa señal puede incluso cambiar en función de adónde voy, cuándo, y cuantas otras personas van alla también (esto es lo que se llama fijacion inamica de precios). Esto ayuda a asegurar de que no todos terminamos en el mismo lugar al mismo tiempo.

¿La Tarificacion Vial significa que nunca mas voy a conducir mi coche? No. Sólo significa que haré una elección más informada sobre dónde, cuándo, cuanto y con qué frecuencia conduciré. Y debido a que no soy el único, sino que todo el mundo tomara decisiones más informadas -significa que cuando conduzca el camino, habrá menos personas en él. Bien.

A medida que la Ciudad de Toronto y la provincia de Ontario, tomen en serio cómo la tarificacion vial podría evitar el GTHA, espero que podamos darle a estas ideas un trato justo. Mantengamos a nuestros imaginarios rivales -los siempre_conducire y los nunca_conducire- bajo control. Y recuerda que la congestión no es culpa de una sola persona o tipo de persona. La congestión es todos nosotros. Así que, en vez de odiar a los jugadores, necesitamos cambiar el juego. Eso significa no sólo más y diversas opciones de transporte, sino tambien decisiones más inteligentes y mejor informadas.

****

Jessie, our Communications Director, is the Ecofiscal Commission’s official wonk translator. Her blog series, Economics #4TheRestofUs, offers a layperson (um, human) perspective on ecofiscal issues and policies.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Automóvil, Trafico y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s