¿Son los Coches Realmente Terribles?

by Michael Smith

¡Los Coches apestan! Suena bastante radical ¿o no?. ¿Eso significa que todos los coches apestan?, ¿Que nadie debió jamás haber construido o conducido un coche?, ¿Que todos los caminos deben ser demolidos y reemplazados con carriles bici?

Por supuesto que no. Lo que si es terrible es la dependencia en el automóvil – la adoración del coche – la tiranía del automóvil – la violencia del coche. En resumen, toda una maraña de patologías en que nos encontramos los norteamericanos como resultado del modo unilateral como hemos desarrollado la infraestructura para el coche y como hemos destruido sistemáticamente todas las demas posibilidades. Podríamos decir que lo terrible del caso es el envenenamiento, casi terminal, que sufre nuestra sociedad a causa del coche.

Bueno, te preguntaras, ¿por qué no decirlo asi, en lugar del inflamante y categórico abuso de los coches en general?

Para la mayoría de norteamericanos, no existe (aún) la Cuestion Coche como problema. La idea de más pavimentación, más estacionamiento, (aún)más conducción no se cuestiona ampliamente; tampoco hay conciencia de que pudiera ser cuestionada. Mas aún, en el plano cultural el coche sigue siendo un objeto_fetiche por excelencia, el emblema de liberación personal, como se entiende ese concepto en nuestra cultura de consumo,- sistematicamente retorcido y despojado de su verdadero significado-. Sin duda el coche no es un íncubo por naturaleza, pero se ha convertido en uno, en virtud de su hegemonía, tanto en nuestro entorno físico como en nuestro universo emocional.

La idea del nombre de este sitio tiene como proposito llamar la atención sobre los cuernos, pezuñas y  cola espinosa del íncubo; para intentar hacer que todos vean esos accesorios de satanismo, que algunos de nosotros vemos; para sembrar la semilla de la duda de que el coche, como hoy lo conocemos, es una fuerza benevolente.

Luchamos contra ideas y actitudes fuertemente arraigadas, reforzadas por todo el aparato de la industria de la persuasión. Aparecer en la pantalla del radar cultural bajo estas circunstancias nos obliga a hacer algo sorprendente. Más sorprendente que simplemente decir que los coches apestan. Y, sin embargo, …

Recordemos la historia del emperador que no tenía ropa. Los sabios consejeros, los nobles señores y señoras, los ciudadanos notables y, por supuesto, el propio Emperador, estaban convencidos de que sus hermosas ropas nuevas eran reales. Sin embargo, solo fue necesaria una voz honesta que con sinceridad transparente llamara la atención a la desagradable desnudez del Emperador, para que toda la maquinaria del engaño colectivo se detuviera.

Esa nota de simple y franca sinceridad es la que estamos tratando de tocar aquí. El envenenamiento por el coche ha enfermado al autor de estas palabras, y a los demás colaboradores de estas páginas, -hartos de coches. Estamos hartos de oírlos tocar la bocina y revolucionando sus motores expresivamente; hartos de esquivarlos ; hartos de lo que han hecho a nuestros campos y a nuestras ciudades; hartos de la terrible masacre que causan en la sociedad año tras año y hartos de la ecuanimidad casual con la que se acepta esta masacre. Estamos hartos de lo que han hecho a nuestras instituciones sociales y nuestro sentido de lugar, y enfermos del culto insensato que estos Molochs, estos Juggernauts reciben. En resumen, creemos firmemente que los coches … apestan.

Tal vez si hubiera una décima parte de los muchos que son, y fueran la décima parte de potentes y nadie tuviera que poseer uno, seria diferente el como nos sentimos .
Averigüemos

Anuncios

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Automóvil, Contaminacion Ambiental, Trafico y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s