Elogio de la caminata, por David Bowie

Ojala que los aficionados a Bowie se lanzaran a caminar por las calles de manera cotidiana

pedestre

David Bowie caminaba. Harto, más que el promedio de la población y mucho más que la media de los ricos y famosos. Primero por prescripción médica, luego por placer, finalmente por necesidad. Después del infarto en Alemania y los tres bypass que le siguieron, caminar se transformó en un ineludible ritual de una hora o más, realizado de preferencia bien temprano en la mañana en los alrededores de su dúplex de 14 millones de dólares ubicado en el 285 de Lafayette St. en el ultra gentrificado barrio de Nolita, Nueva York. Sin itinerario predeterminado, el paseo diario se convirtió en una pieza fundamental para el mantenimiento en forma de la mano y la mente del artista.

New-York-david-bowie-04 David Robert Jones afirmando un poste mientras camina por Nueva York

Bowie pasó las últimas dos décadas de su vida recluido en Manhattan, creando una isla dentro de otra isla que raramente abandonaba: detestaba…

Ver la entrada original 534 palabras más

Anuncios

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s