Elogio del patín del diablo, por Amaya y su papá

pedestre

IMG_0479 Patines del diablo en una escuela de París. Imagen: Awen Southern

El problema de Amaya es que su casa está a una distancia que resulta larga de caminar a sus cinco años y medio. El problema es que su escuela no cuenta con servicio de transporte escolar. El problema es que no sabe andar en bicicleta, y si supiera sus papás no la dejarían ni tampoco pedalearían con ella, que en el camino a recorrer no se sienten en absoluto seguros (las ciclovías siguen siendo una quimera en Coyoacán). El problema de Amaya es que su papá odia manejar y pasa la vida vendiendo el humo de la movilidad sustentable, y cree que la mejor manera de promover el transporte público es usándolo a diario. Amaya lo detesta (al transporte público, no a su papá, supongo). Razones no le faltan: la primera opción para hacer el trayecto escuela-casa es viajar…

Ver la entrada original 739 palabras más

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s