Si cruzar la calle con descuido está mal, no quiero estar bien 

Origen: If jaywalking is wrong, I don’t want to be right If jaywalking is wrong, I don’t want to be right – The Boston Globe

SHUTTERSTOCK / ANASTASIOS71

By Dante Ramos GLOBE Columnist February 19, 2016

La Senadora Estatal Harriette Chandler tiene una respuesta a los incidentes mortales de vehículos-contra-peatones que se han producido cerca de viviendas para personas mayores en Worcester: Elevar las multas por cruzar la calle con descuido. De cierta modo, quienes viajan al trabajo a pie o en bicicleta le deben algo de gratitud. El proyecto de ley que ha presentado en el Congreso muestra sin proponercelo cómo, la prevaleciente mentalidad de primero-los-coches ha deformado nuestras leyes sobre seguridad vial. Es hora de que Massachusetts reconsidere la cuestión.

Bajo una ley estatal de hace más de medio siglo, se multa por cruzar la calle ilegalmente con $1. Chandler propone elevarla a $ 25 por la primera ofensa, $ 50 por la segunda, y $ 75 para la tercera.
Cierto, las multas por cruzar la calle descuidadamente deben ajustarse. Pero no elevandolas. La multa de $1, ya es 100 centavos demasiado alta.

Cuando se caracteriza el “cruzar la calle descuidadamente” como una especie de falla personal, parecería del todo razonable dejar caer el peso de la ley sobre la gente que desobedece una señal de “No Camine” o cruza una calle fuera del paso de peatones. “La mejor manera de cambiar un mal hábito es penalizándolo de alguna manera”, dijo Chandler al State House News Service después de una reciente audiencia,  (Pedi comentarios del Senado, pero no recibi respuesta.)

Filosóficamente, el problema con las leyes que rigen el cruce de calles es que tratan a los peatones como una amenaza a los coches, y no al revés. Estas leyes surgieron por primera vez en Estados Unidos a principios del siglo 20, cuando los automóviles comenzaron a competir por el espacio calle con vendedores ambulantes y niños jugando. Como ha documentado Peter Norton, historiador de la Universidad de Virginia, los fabricantes de automóviles prevalecieron al conseguir restricciones legales al movimiento de peatones – y al promover el propio término (“jaywalking”) “peaton distraido”, que significaba originalmente algo así como el “deambular despistado de palurdo desafortunado.”

Sobre el cruce descuidado de la calle, la senadora dice que “es hora de usar el enfoque de ‘garrote'”
Una democrata de Worcester -dijo que estar motivada a actuar después de las muertes de peatones en Worcester y se sorprendió al ver la poca monta de la multa por cruzar la calle ilegalmente.

Afortunadamente, hoy la policía de Boston rara vez levantan infraccion por cruce descuidado de la calle. Aun sin sanciones legales, la amenaza de lesiones corporales graves es razon suficiente para que los peatones de no avancen alegremente ante el tráfico que se aproxima.

En la práctica, la gente generalmente es capaz de evaluar cuando es seguro cruzar una calle a media cuadra. Incluso en los cruces peatonales, no es virtud esperar parado ante un semaforo peatonal bajo la lluvia o en el frío cuando está claro que no viene ningún automóvil. Muchos ‘cruces descuidados de calle’ suceden cuando la calle está despejada.
Cruzar la calle de manera descuidada en situaciones impredecibles es a menudo síntoma de otros problemas: A veces la gente cruza en lugares donde se necesita un cruce peatoneal, pero no lo hay. En los cruces peatonales, los ciclos del semaforo a veces dejan a los peatones esperando demasiado tiempo o les dan demasiado poco tiempo para cruzar con seguridad. Especialmente fuera de los grandes nodos de transporte, tales como South Statión y Back Bay Sattion, muchos coches compiten por el espacio en corredores que también tienen un alto volumen de tráfico peatonal, y el desorden sobreviene inevitablemente.

En estas situaciones, los planificadores de transporte tienen muchas diferentes herramientas que se pueden desplegar. En lugar de entregar boletos, dice Wendy Landman, director ejecutivo del grupo de defensa de peatones WalkBoston, las autoridades pueden lograr más dándole a los peatones más señales . Por ejemplo, una temporización de señal más consistente de intersección a intersección haría más fácil para los peatones el anticipar cuando deberían caminar.

Samuel Schwartz, un ingeniero de transporte y alguna vez comisionado de Tráfico de la ciudad de Nueva York que se le conoce con el apodo de “Gridlock Sam”, argumenta a favor de una gestión humana más firme de ciertas intersecciones congestionadas. “Tenemos guardias de cruce para niños y agentes de policía que dirigen el tráfico”, dice, “pero no tenemos un guardia de cruce para todo el mundo.” Cuando hay un gestor de tráfico peatonal presente, dice, hay menos bocinazos. Los conductores se relajan, presumiblemente, cuando ven que alguien está a cargo.

Irónicamente, la legislación de Chandler sube al Congreso Estatal justo cuando Boston está adoptando la Visión Cero – una estrategia para eliminar todas las muertes y lesiones graves por vehículos de motor para el año 2030.

Un escalamiento en la aplicación de la ley puede ser una parte de la estrategia, al menos en ciertas intersecciones clave. Pero de acuerdo con Chris Osgood, jefe de las calles de Boston, la ciudad se apoyara mas en la educación y en un análisis más profundo de las condiciones a nivel de calle: el diseño físico de las intersecciones, la temporización de las señales de tránsito y peatonales, los patrones de movimiento de personas y vehículos no sólo en intersecciones individuales, sino en todas las cuadras circundantes.

Por supuesto, el gradual afinado del sistema general de transporte de una ciudad puede no parecer emocionalmente satisfactorio al conductor que ha sufrido un retraso por causa de un peatón descuidado. Y cuando has crecido en un mundo donde las leyes de transporte sirven principalmente a las necesidades de los automóviles, es fácil auto_convencerse de que las multas más severas a peatones descuidados -lo que Chandler llama “la política del garrote“- son para el propio bien del peaton.

No importa que las tasas de mortalidad peatonal sean más bajas en lugares donde la aplicación de la ‘ley de peatones descuidados’ es mas laxa que en Los Ángeles, donde ha sido más agresiva. Los automovilistas no necesitan mayor protección frente a la supuesta amenaza de peatones caprichosos. De todos modos, no todas las molestias en la vida pueden o deben ser resueltas con leyes más duras y  multas más severas .

Dante Ramos puede ser localizado en dante.ramos@globe.com. Síguelo en Facebook: facebook.com/danteramos o en Twitter:@danteramos.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Automóvil, Calles, Caminabilidad, Peaton, Politicas Publicas, Seguridad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s