Reimaginando Nuestras Calles: De Rutas de transito a Raices de Comunidad 

A través de muchas culturas y épocas -de hecho, desde el inicio de la civilización- la calle ha tenido una enorme relevancia social, comercial y política como un poderoso símbolo de la esfera pública.

Origen: Reimagining Our Streets as Places: From Transit Routes to Community Roots – Project for Public Spaces

En una ciudad, la calle debe ser suprema. Es la primera institución de la ciudad. La calle, es de comun acuerdo, una sala, una sala comunitaria, las paredes de la cual pertenecen a los donantes, dedicadas a la ciudad para el uso común. Su techo es el cielo. Hoy, las calles son movimientos desinteresados para nada pertenecientes a las casas que hacen frente a ellas. Así, no tienes calles. Tienes caminos, pero no calles.
– Louis Kahn, The Street

Las calles son nuestros mas fundamentales espacios públicos compartidos , pero son también uno de los más impugnados y pasados por alto. Hoy, y durante la mayor parte del siglo pasado, hemos dado por hecho la idea de que nuestras calles son principalmente zonas para los vehículos, aparcamiento, y el transporte de mercancías. Sin embargo este no ha sido el caso, durante la mayor parte de la historia. A través de muchas culturas y épocas -de hecho, desde el inicio de la civilización- la calle ha tenido enorme relevancia social, comercial y política como un poderoso símbolo de la esfera pública.

 

 

 

La calle, fue “la primera institución de la ciudad”, como una vez escribio el arquitecto Louis Kahn, y aunque no siempre lo reconocemos, las calles siguen siendo una poderosa fuerza en la formación de nuestros paisajes físicos y mentales. Las nombramos con los nombres de nuestros ídolos y héroes caídos – en recuerdo de presidentes o figuras literarias, líderes de los derechos civiles o viejas estrellas de Hollywood. En mucho de nuestra propia vida y experiencia, son sitios tanto para la celebración como la rebelión: Escenario para fiestas de verano de la cuadra y desfiles festivos, son también el lugar donde nos reunimos para expresar públicamente nuestro discenso -como en las recientes manifestaciones , que siguieron a decisiones del gran jurado en San Luis y Nueva York, donde millones salieron a la calle en protesta por la brutalidad policiaca generalizada y la injusticia racial. Cuando las calles funcionan bien en el nivel de la experiencia cotidiana, proporcionan oportunidades para que la gente se conecte de una manera que en ningún otro espacio público puede.

A pesar del papel central que siguen desempeñando en nuestras vidas y recuerdos, las calles actuales nos están fallando en múltiples escalas. Nuestras calles, que una vez funcionaron como centros de la ciudad de usos múltiples, como lugares donde los niños podían jugar y donde vecinos y extraños se detenían para conversar, hoy se han convertido en dominio primario y casi exclusivo de los coches.

Más allá de los asuntos de trafico y seguridad, muchos de los desafíos más apremiantes de nuestra generación están de alguna manera vinculados a nuestra relación con las calles y el entorno edificado: La reducida actividad fisica es causa principal de nuestras epidemias de obesidad y enfermedades crónicas hoy en dia; la imposibilidad de acceder a buenos lugares nos ha llevado al aislamiento social generalizado y la depresion (especialmente entre la poblacion de mayor edad); el incremento de emisiones de los vehículos han degradado la calidad del aire y contribuido a los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático; y la falta de opciones de transportacion para muchas comunidades ha provocado un desigual acceso al empleo, los servicios sociales, opciones de comida saludables, y la interacción comunitaria.

Queda claro que necesitamos comenzar a pensar seriamente cómo podemos revertir estas tendencias y empezar a transformar las calles nuevamente a ser lugares – destinos para la cultura, la creatividad y la comunidad. Si las calles han “perdido su importancia en términos de la parte de tierra que comparten,” y su “papel destacado en la formación de la cultura y la historia de las ciudades”, tal como se indica en un informe de 2013 del UNHabitat, entonces, ¿cómo fue que nos alejamos tanto de este ideal?

Haciendo lugar para coches: Una breve historia de la Ciudad Auto Centrica 

Cuando construimos nuestro paisaje alrededor de lugares para ir, perdemos lugares para estar.
– Rick Cole

El tráfico y la falta capacidad vial no son solo inevitables consecuencias del progreso y el crecimiento. Más bien, son resultado de planes deliberados para diseñar y organizar las comunidades en torno al automóvil privado. Cuando en 1924 el arquitecto modernista Le Corbusier imaginó la calle urbana como una “máquina para producir tráfico”, la congestión ya había comenzado a causar serios problemas en grandes ciudades como París y Nueva York. Y escribio “La congestión es tan completa que en Nueva York los hombres de negocios dejan sus automóviles en las afueras y toman el metro a la oficina. Una paradoja asombrosa!” ¿Cual era su solución? – diseñar las calles exclusivamente entorno al auto, eliminando a los peatones, los amplios bulevares y los cafés de banqueta por completo. Esto no sólo aliviaría la congestión indeseada, así iba su teoría, sino que también reduciría problemas sociales como la delincuencia y la revuelta pública.

En los Estados Unidos, preocupaciones similares sobre el incremento en la congestión del tráfico en las ciudades que alcanzó su punto culminante después de la Segunda Guerra Mundial, dieron lugar a una expansión masiva de los sistemas nacionales de carreteras. Los planes para un sistema de autopistas de alta velocidad culminaría una década más tarde con la Ley de autopistas Interestatales -1956, que construiria la red de 42.500 millas de autopistas de acceso limitado, de alta velocidad, que unía ciudades de costa a costa.

Como ha demostrado la historia, la “fiebre de la autopista” de las dos décadas siguientes dejaría marcas duraderas, muchas veces devastadoras, sobre los paisajes físicos y sociales de la nación. No sólo la construcción de carreteras aumentaría realmente el tráfico en zonas residenciales y comerciales, sino que también impulsaría el desarrollo distante, alejado de las ciudades. En el proceso, barrios residenciales establecidos serían divididos, a menudo destruidos en nombre de la “limpieza de tugurios”(slum clearance), y la disponibilidad y valor de la vivienda urbana declinaria a medida que gran parte de la población clasemediera emigraba a los suburbios. Estos cambios, junto con la desconcentración de la actividad económica, que se mudó a la periferia suburbana trabajaron para privar aun mas de sus derechos humanos a las comunidades pobres y mayoritariamente de no-blancos del interior de la ciudad.

En pocas palabras, debido a que el coche se asumía neciamente como que era y siempre sería rey en EUA, durante la mayor parte del siglo pasado, ciudades y comunidades fueron diseñadas para satisfacer necesidades de movilidad motorizada en lugar de las necesidades humanas, como la interacción social, la actividad física, o la conexión al lugar. Aún necesitamos carreteras, por supuesto. Las carreteras facilitan los viajes eficientes del punto A al punto B, son esenciales para la economía nacional, para nuestra movilidad, y para la vida moderna en general. Pero algunas de nuestras calles -especialmente aquellos en nuestras ciudades, barrios, y  centros urbanos – deben volverse más multifuncionales para dar cabida a una mayor variedad de actividades y usuarios.

A pesar de que nuestros valores y demografía han cambiado dramáticamente en los últimos 70 años, los principios de planificacion e ingenieria que estamos utilzando para diseñar y regular nuestras calles, no han cambiado. Salvo que hagamos algunos cambios significativos, seguiremos obteniendo los mismos malos resultados: unos cuantos y aislados lugares grandiosos conectados por calles dominadas por el automóvil, dispersion urbana sin lugares valiosos, mala salud física, aislamiento social, y  comunidades de bajos ingresos carentes de inverciones.

Esa es la mala noticia.

¿Las buenas noticias? No tiene por qué ser así! Las calles pueden nuevamente volverse prósperos ambientes habitables para la gente, no sólo los coches. Las calles del centro pueden llegar a ser destinos culturales, no sólo monótonas rutas hacia y desde el lugar de trabajo. Las calles vecinales pueden convertirse en zonas seguras de juego para los niños, y las zonas comerciales pueden convertirse en grandes bulevares que acojan a los peatones, vendedores, ciclistas y conductores por igual.
Esa es la mala noticia.

¿Como? Enfocandonos en crear grandes lugares y centralizando este proceso en nuestros marcos de política y planificación. Aquí es donde ‘Streets as Places’ (Calles como Lugares) entra en acción.

El Movimiento ‘Placemaking’ Comienza con Calles

Cuando se inicia la revolución, no debe haber ninguna duda de a dónde ir.
– Charles Moore

Calles como Lugares—tanto como concepto organizador y como estrategia puede ayudar a dar paso a estas transformaciones. Tomando un enfoque integrador de la planificación, diseño y gestión de nuestros espacios públicos compartidos el creciente movimiento Streets as Places esta ayudando a la gente a comenzar a ver las calles en su totalidad: no sólo su función en el transporte de personas y mercancías sino el papel vital que juega en animar la vida social y económica de comunidades. No es un diseño del paisaje de calle, es un proceso – se trata de que las comunidades se adueñen y recuperen sus calles participando en la vida ciudadana y teniendo un impacto directo en sus espacios públicos, cómo se ven, funciónan, y se sienten.

En dos últimas décadas con la movilización de numerosas alianzas y coaliciones, hemos hecho grandes avances hacia la mejora de nuestras calles. Los movimientos Smart Growth, Complete Streets, y Active Transportation han sido instrumentales en mover la política de transporte a mejor fomentar diseños de calle multimodales que se adaptan con seguridad a una amplia gama de usuarios. Gracias a los esfuerzos de estos y otros grupos cerca de 700 comunidades en los EE.UU. han aprobado las políticas de Calles Completas (Complete Streets) y el U.S. Departament of Transportation ha hecho el crear calles más seguras para ciclistas y peatones, una prioridad importante.

Este es un gran paso en la dirección correcta! Haciendo calles seguras para todos los modos de transporte -automóvil, transporte público, bicicletas, peatones- es el primer paso para transformar las calles en destinos por derecho propio. Pero, para que las calles funcionen verdaderamente como espacios públicos, tienen que hacer más que solo permitir a la gente caminar o montar bicicleta de forma segura por ellas. Cuando las calles son grandes lugares, alientan a la gente a permanecer, a socializar y a experimentar verdaderamente la singular cultura y el carácter único de una calle en particular.

Con un número creciente de ejemplos de todo el mundo más y más gente e instituciones están cayendo en cuenta de que tener acceso a buenos lugares es un derecho, no una opción o privilegio que sólo unos pocos afortunados pueden disfrutar. Ya sea mediante la adopción de iniciativas de transporte (como calles a dieta y redimensionamientoVision Cero o el concepto de Espacio Compartido), mediante esfuerzos para impulsar la economía local revitalizando las Calles Principales y experimentando con la re-hechura de manzanas o mediante proyectos creativos de Placemaking que involucra arte publico y programacion comunitaria  (como los proyectos “City Repair” y “Paint the Pavement” ), las ciudades de todo el mundo están empezando a alejarse de la estrecha percepción de las calles como meros conductores de coches. A nivel local y nacional, los diseñadores y planificadores, agencias gubernamentales, sociedades no lucrativas, organizaciones comunitarias, ciudadanos comunes estan pensando en el potencial de las calles para ser nuevamente lugares vivibles y productivos -para bicicletas, para mercados, para negocios, para la Gente

Incluso en nuestro propio patio trasero viendo por la ventana de nuestra oficina de Manhattan, en PPS observamos con emoción durante el último año como Lafayette Street sufrió algunas transformaciones significativas A una cuadra uno de nuestros lugares favoritos para comer acaba de solicitar al NYCDOT un Street Seat– una plataforma de 6’x25′ (1.80×7.50mts) que sustituye varios lugares de estacionamiento en calle creando espacios públicos abiertos temporales, donde la acera no tiene donde sentarse. Estamos ansiosos de la llegada de la primavera cuando, si todo va según lo previsto, podremos pasear por nuestra calle, y compartir una comida con los compañeros de trabajo y vecinos, permaneciendo en nuestra improvisada isla urbana, mientras observamos la vida vibrante de la calle a nuestro lado.

A medida que la energía que rodea Placemaking continúa ganando impulso es el momento ideal para agruparse en torno al movimiento ‘Streets as Places’. Juntos, podemos convertir nuestras calles, nuestro recurso publico mas vital- en lugares interactivos, funcionales y satisfactorios para todos. Aqui hay alguna maneras como puedes participar:

1. Haz de tu propia calle un lugar. Piense en las formas en que puedes mejorar la cuadra donde vives o trabajas Pequeñas acciones como plantar un árbol o flores, poner una pequeña biblioteca gratuita en su patio frontal o organizar una fiesta de la cuadra son grandes maneras de empezar Recuerde si su casa o edificio da a la calle es parte de la calle y  de la experiencia de la gente a medida que pasan frente a ella

2. Organiza un Open Streets Docenas de ciudades en el pais ahora cierran regularmente sus calles a los coches para eventos especiales , permitiendo a la gente aprovecharse de todo el derecho de via. Es una buena manera de ayudarle a la gente a ver las calles bajo una nueva luz y para abrir conversación sobre cómo deben utilizarse nuestras calles.

3. Considera “Lighter, Quicker, Cheaper” estrategias para mejorar y activar tus calles. THay muchas maneras relativamente raoidas y de bajo costo de transformar  tus calles, desde exhibir arte publico o bancas, construir street seats o parques de bolsillo, proyectos de redimensionamiento que dan prioridad al peaton, organizar eventos especiales o conciertos en la calle, exhibiciones de luces. Para mayor inspiracion, checa esta liga Better Block y proyectos de Urbanismo Tactico

4. Apoya a los pequeños negocios que activan las calles. Los comercios locales, como la tlapaleria, panaderia y cafes son lugares vitales en nuestras comunidades. Cuando se ubican a lo largo de la calle principal, ayudan a animar a la gente a caminar, mejoran la economia local e inducen la interaccion vecinal. Compra local, y anima a estos negocios a pensar sobre como pueden ayudar a mejoorara la calle en beneficio de sus utilidades y del vecindario mediante aparadores atractivos y creativos, exhibicion exterior de mercancia, una banca o asientos en la acera, jardineria atractiva, ser anfitrion en eventos locales, involucrarse en la asociacion local de comerciantes de la calle principal

5. Aboga por calles seguras. Para hacer que la gente se sienta cómoda caminando y pasando tiempo en la calle, esta necesita ser, ante todo, un lugar seguro, demasiados norteamericanos, particularmente adultos mayores y niños mueren y son lesionados en nuestras calles cada año. Reducir la velocidad de los vehiculos y proveer la infraestructura segura para aquellos caminando y en bicicleta – aceras, carriles bici protegidos, cruces peatonales y medianeras – son fundamentales para hacer la calle, un lugar para la gente Aprende sobre el papel de las agencias de transporte locales en el diseño de la calle y como puedes insidir efectivamente estos procesos descargando la “Guia del ciudadano: para mejores calles” de PPS’s aqui ¡Es gratis!

6. Pida a su departamento de transporte local y funcionarios electos que apoyen las medidas que reconocen a las calles como lugares para la gente. Las calles deben ser seguros para que la gente camine y ande en bicicleta ; pueda tener lugares para reunirse ; deben destacar el talento local y pueden cerrarlos a vehículos durante las celebraciones especiales o los días de mercado Echa un vistazo a ‘Que hace un Gran Lugar?’ (‘What Makes a Great Place?) de PPS para que te ayuda a diagnosticar cómo se comparan con las calles de su comunidad.

7. Piense más allá de la estación. Trae vida a las paradas del transporte publico local! La gente esperando el autobús o el metro merecen algo mejor que estar de pie junto a un poste sin ningún tipo de asiento o cobijo Con algunos servicios básicos y el diseño creativo las paradas de transporte publico pueden ser lugares donde la gente realmente quieran pasar un rato

8. Involucrate en grupos y proyectos locales. Hay esfuerzos en todas las comunidades a la ancho y largo del país que ya están trabajando para crear mejores calles para la gente, incluyendo organizaciones de ciclismo y caminata y grupos de ‘smart growth‘ (crecimiento inteligente) y asociaciones de la Calle PrincipalÚnete a uno y pregunta cómo puedes ayudar.

9. Celebra el exito! Nomina una “gran calle” a nuestro actualizado recurso web Great Public Spaces. ¿Hay una calle en su comunidad o que hayas encontrado en tus viajes que merece un reconocimiento? ¡Haznoslo saber! Nos ayudan generando una conversación en curso sobre el importante papel de Calles como Lugares en comunidades de todo el mundo Envíe su historia e imagenes aqui!

10. Únete a PPS esta primavera para nuestro evento de capacitacion de Calles como Lugares. Enterate y registrate para la sesion de Abril aqui!

El apasionante movimiento Streets as Places (Calles como Lugares) aún es un trabajo en proceso y siempre se está redefiniendo y reimaginandose. Ayudanos a mantener la conversación en curso enviándonos tus comentarios e ideas! ¿Qué significan las calles para ti, y Cuáles son las características que hacen a una calle verdaderamente grande? Tomando pequeños pasos para activar calles en nuestras propias ciudades y vecindarios juntos podemos lograr un verdadero cambio en la recuperación de nuestro derecho a este espacio público dinámico.

¡A las calles, todo mundo!


Written by Annah MacKenzie.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Calles, Caminabilidad, Espacio Publico, Movilidad, Peaton, Trafico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

a fresh drawing everyday

since october 2010, I´m posting a sketch per day

Alfredo Acle Tomasini

Publicar es atreverse a pensar en voz alta

urb-i

Blog vecinal de Lomas de Chapultepec

{FAVEL issues}

urban informality + urban development

TND BIKE VIAJES

Cronicas,fotografias y videos de mis viajes en bicicleta por el mundo.

sincoordenadas

Análisis del espacio geográfico

Bloque Libertario Internacional

Este es uno de nuestros órganos de difusión virtual, en el cual se depositan artículos y ensayos de afinidad política, noticias acerca de nuestra organización y sobre las luchas nacionales, nuestro material bibliográfico e información anti-carcelaria y de insurgencia internacional.

#arivalerdiQuotes

Vida&Urbanismo

CIUDAD UTÓPICA

URBANISTAS TRATANDO DE ENTENDER LA CIUDAD.

SalvoLomas

Blog vecinal de Lomas de Chapultepec

MikeMan

Ingeniero Arquitecto - Master en Gestión Creativa y Transformación de la Ciudad

A post-automobile world?

An open-source collection of news and other items about life beyond the car. This collection is meant to be a forum collection of information from different disciplinary perspectives such as transportation planning and policy, urban design, public health, demographics, infrastructure and cultural changes. All considering the possible urban transformation our cities will go through when the car becomes absolute. Please feel free to send an email to postautomobility@gmail.com for any questions or articles you would like to be published in the site.

At War With The Motorist

Our correspondents' dispatches from the front

// thinking city //

Discussing the urban experience, sharing thinking on cities & promoting more inclusive urban environments

Pedestrian Observations

For Walkability and Good Transit, and Against Boondoggles and Pollution

Unachicaenbicicleta

hablar sobre la cotidianidad

A %d blogueros les gusta esto: