3 mitos sobre el impuesto a la tenencia automotriz

Publicado por Rodrigo Diaz @Pedestre el 6 marzo 2009

Mito 1.- México es el único país del mundo donde se paga impuesto a la tenencia automotriz

Falso de toda falsedad. La extendida difusión de este mito demuestra no sólo ignorancia por parte de quienes lo propagan, sino además pereza, porque bastan 5 minutos de búsqueda en Google para saber que el pago de un impuesto anual por la posesión de un automóvil es una práctica bastante extendida en todo el orbe. ¿Algunos ejemplos? Inglaterra, España, Colombia, Chile y Guatemala, países donde se paga incluso más que en México por el derecho a circular en las calles. En todo caso, esto no implica necesariamente que este impuesto sea una medida inteligente o efectiva, sino que sencillamente está ampliamente replicada, lo que no garantiza mucho más que su impopularidad.

Mito 2.- El impuesto a la tenencia es una manera eficaz de pagar por las externalidades negativas que produce el conducir un automóvil en la ciudad

Falso. Siempre hay que tener en cuenta que todo automóvil, por el sólo hecho de circular en nuestras calles, produce externalidades negativas, es decir, efectos colaterales en el resto de la población que se producen de manera inmediata cuando un ciudadano toma la decisión de conducir su automóvil: congestión, ruido, pérdida de áreas verdes para construir carreteras, etc. Sin embargo, y al contrario de lo que muchos creen, estas externalidades no son completamente compensadas con el pago de la tenencia que, por el contrario, provee dos incentivos tremendamente perversos:

  • En primer lugar, premia a los dueños de automóviles más baratos o antiguos –que generalmente son los más contaminantes, lentos e inseguros– cobrándoles menos que a los automóviles más modernos. Es cosa de comparar lo que paga un pequeño y ecológico Smart con lo que cancela un gigantesco y contaminante Chevy de los setenta. 
  • En segundo lugar, estimula a los dueños a rentabilizar el pago del impuesto: si ellos realizan pocos viajes al año, claramente la tenencia resultará tremendamente onerosa para sus bolsillos, mientras que su costo se diluirá en la medida que hagan un mayor uso de sus automóviles.

Tal como señala el economista pop Tim Harford, “lo que tiene una mayor importancia en el tema de la congestión es el precio marginal que los conductores pagan; o, para expresarlo de otro modo, el precio que pagan por realizar un viaje más. Después de todo, los coches, por sí mismos, no causan mucha polución o congestión: los viajes en coche son el problema”

Mito 3.- La eliminación del pago a la tenencia ayudaría a las familias mexicanas afectadas por la actual crisis económica

Falso. Como cualquier alumno de primaria podría intuir, las familias más pobres (que son las que más sufren los embates de la crisis) en su inmensa mayoría no poseen coche, razón por la cual la eliminación de este impuesto más que beneficiarlos los perjudica, puesto que los recursos obtenidos de él se utilizan – o debieran utilizarse – en el financiamiento de programas sociales. En el caso de las familias de clase media que sí poseen automóvil, estos generalmente son modelos económicos o antiguos, que son los que menos impuesto cancelan y cuya exención de pago no provocaría grandes impactos en el bolsillo de sus dueños.

Los políticos que en época de elecciones proponen la derogación del impuesto a la tenencia automotriz sin más ni más al único que están beneficiando es al que compra los coches más caros – que son los que pagan una alta tenencia -, quien no necesita de ayuda estatal para seguir dándose sus gustos automotrices en tiempos de crisis.

Y sin embargo…

y a pesar de lo que muchos puedan creer, sí soy partidario de la eliminación del impuesto a la tenencia automotriz, aunque por motivos totalmente distintos a los expresados por algunos miembros de la clase política del país. Los argumentos los daré en el siguiente artículo de este humilde blog.

¹ Tim Harford, El Economista Camuflado. Editorial Planeta Mexicana, 2007

pedestre

México es el único país del mundo donde se paga impuesto a la tenencia automotriz

Falso de falsedad absoluta. La extendida difusión de este mito demuestra no sólo ignorancia por parte de quienes lo propagan, sino además pereza, porque bastan 5 minutos de búsqueda en Google para saber que el pago de un impuesto anual por la posesión de un automóvil es una práctica bastante extendida en todo el orbe. ¿Algunos ejemplos? Inglaterra, España, Colombia, Chile y Guatemala, países donde se paga incluso más que en México por el derecho a circular en las calles. En todo caso, esto no implica necesariamente que este impuesto sea una medida inteligente o efectiva, sino que sencillamente está ampliamente replicada, lo que no garantiza mucho más que su popularidad.

Ver la entrada original 528 palabras más

Anuncios

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Automóvil, Economia, Politicas Publicas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s