Manifiesto por la seguridad vial y por la vida

Hemos dejado que la vida nos haga creer que un accidente de tráfico es parte de lo normal, que es inevitable y que debemos resignarnos. Y no es así.

Origen: Manifiesto por la seguridad vial y por la vida

Este es un mensaje a toda la sociedad, especialmente la de mi ciudad, la sudcaliforniana. Muchas personas en La Paz, en nuestro estado y en el resto del país utilizan diferentes formas de trasladarse y todas son válidas. ¿Por qué? Porque todos necesitamos movernos. Es un derecho humano desplazarse de un lugar a otro. Es una necesidad natural de una comunidad: estar en movimiento.

Sin embargo, algo está sucediendo como producto de esta necesidad. Nuestro entorno refleja claramente muchos cambios y también tendencias muy viejas. Nuestras calles se han tornado inseguras para automovilistas, peatones y ciclistas. No es muy difícil entender por qué. Por las características de nuestra media península, el automóvil aparenta ser la opción lógica para desplazarse, pues el aislamiento de nuestras comunidades y el clima hacen que desplazarse sea difícil.

Hemos llegado a creer que el automóvil es parte de nuestra identidad. Yo digo que la identidad sudcaliforniana es mucho más rica que eso. Las travesías por el desierto y la persistencia de la gente que habita en lugares remotos representa algo que va más allá del auto: refleja un impulso propio de pioneros y de gente que triunfa a pesar de circunstancias difíciles.

Por eso me he permitido escribirles hoy: para hablarles a través de estas letras de una circunstancia intolerable. Hemos permitido que nos suceda algo casi sin darnos cuenta. De repente, hemos dejado que nos arrastre la vida diaria a creer que un accidente de tráfico es parte de lo normal. Es cotidiano. “A veces sucede”, nos decimos. Y muchas veces, gente muere, sobre todo niños.

Nos gusta pensar que es inevitable que pase porque es un acontecimiento triste. Ver una vida cancelada nos lleva a pensar que debemos de resignarnos. “Fue un error humano”. En nuestra experiencia como BCSicletos hemos aprendido mucho al contrario de este imaginario. Queremos compartir ese conocimiento de cómo, por ejemplo, el diseño de las calles puede ayudarnos a preservar la vida. De cómo, reglas claras que tengan como objetivo cuidar a la gente y diseñar un entorno amable para todos pueden cambiar el pulso de una ciudad. De cómo un pequeño hábito de civismo o de respeto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Es posible evitar que la gente muera al volante, a pie o en una bicicleta. No es una convicción personal, sino que es un hecho comprobado.

Por eso nosotros insistimos en que no son accidentes. No son casualidades. No son hechos aislados. Una crisis epiléptica mientras se maneja es inevitable, es un accidente; un infarto al conductor de un camión o cuando alguien queda ciego instantáneamente debido a un derrame cerebral eso impredecible. Manejar a exceso de velocidad, tomar alcohol mientras se maneja, hablar por celular o mensajear mientras se conduce, pedalear en sentido contrario son cosas que pueden evitarse, no son accidentes. Son SINIESTROS VIALES. La mayoría de los siniestros viales son posible prevenirlos, pero para ello se necesita ser pioneros en soluciones y tener valentía para perseverar por encima de esta circunstancia.

Que nadie se confunda. Quienes andamos a pie o en bicicleta no queremos tachar ni censurar a quienes andan en auto. Simplemente, nos importa tanto la vida de ellos, de todos, que estamos dispuestos a seguir caminando y pedaleando, señalando estas fallas y luchando por la seguridad de todos, sea desde el volante, desde el manubrio, desde la silla de ruedas o desde la banqueta. Sin que nadie pase por encima de otro por la forma en la que se traslada en la ciudad. Sin que nadie tenga más privilegios o derechos que los demás. Sin que nadie muera por causas que podemos evitar. Sin que nadie tenga que morir por el error humano. Eso queremos. Seguridad Vial para todos y Aspirar a una Visión Cero, una visión de ciudad en la que se contemplen CERO muertes o fatalidadesen las vialidades. 

En La Paz y en todas nuestras ciudades, merecemos vivir con respeto en las calles, cabemos todos. Esto nos ha llevado a presentar el Manifiesto por la Seguridad Vial: son 10 sencillos puntos que serán nuestra bandera de ahora en adelante.

1. Garantías de no repetición en los siniestros viales

Cuando suceda un siniestro fatal, es inadmisible que vuelva a ocurrir otro de la misma manera, todo lo que tenga que hacer la autoridad para evitarlo tendrá que llevarlo a cabo (auditorías viales, rediseño de la infraestructura, más y mejor señalética, reforzamiento de la aplicación de la ley, etc.), de lo contrario será corresponsable.

2. Aspirar a las Calles Completas

Las Calles Completas son calles para todos. “Están diseñadas y operadas para permitir el acceso seguro para todos los usuarios. Peatones, ciclistas, conductores y usuarios de transporte público de todas edades y habilidades pueden moverse por y a través de una calle completa.”

3. Posición clara ante infraestructura excluyente

Las instituciones no solo deben pronunciarse contra infraestructuras que excluyan a la sociedad y que incentiven el uso excesivo del vehículo, como lo son autopistas urbanas, distribuidores viales, puentes antipeatonales, pares viales o periféricos, sino plantear soluciones a problemas de tránsito que generen seguridad y convivencia antes que privilegiar la velocidad de los autos.

4. Transporte público incluyente

Reasumir la rectoría del gobierno municipal sobre el transporte público mediante sus atribuciones legales existentes para que atienda a todos los usuarios con calidad y dignidad, trabajar rumbo a un modelo que integre la intermodalidad y el trasbordo, con unidades seguras, de modelo reciente, universalmente accesibles y amigables con el medio ambiente.

5. Infraestructura peatonal efectiva y necesaria

Queremos una correcta y equitativa ubicación de semáforos para personas con discapacidad visual donde son necesarios debido a la falta de banquetas y espacios para llegar a dichos cruces. Requerimos que se plantee y planee una red de movilidad peatonal. Evitar a toda costa realizar inversiones altamente visibles pero con poca utilidad, no emprender inversiones en infraestructura peatonal sin una justificación clara de la población beneficiada y la necesidad de una infraestructura en particular.

6. Crear un departamento de Movilidad

Incluir en la dirección de tránsito un nuevo departamento que tenga un enfoque de movilidad sustentable, que tenga la capacidad de auditar la ciudad, de ser vinculante, multidisciplinaria, planificadora, que primordialmente vele por el sector más vulnerable de la vía y, tenga como prioridad la seguridad vial y la inclusión como eje transversal.

7. Gobierno abierto: asumir compromisos vinculantes con la sociedad

Cumplir con el espíritu y la letra del artículo 66 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Baja California Sur, es decir el promover activamente la transparencia, aumentar la participación ciudadana en los asuntos públicos y aprovechar las nuevas tecnologías para robustecer la gobernanza. Evitar a toda costa procesos de consulta y participación para solamente legitimar un proyecto previamente diseñado y evitar los procesos de mera consulta sin mecanismos vinculantes de participación.

8. Cumplir con las obligaciones básica de transparencia

Cumplir el espíritu y la letra de todas las obligaciones aplicables al Ayuntamiento y la Dirección de Tránsito contenidas en los artículos 66, 75 y 76 de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Baja California Sur y publicar en páginas de Internet de manera clara y accesible toda la información existente relativa a Movilidad del Ayuntamiento de La Paz.

9. Asumir un compromiso claro para desincentivar el uso de automóvil particular

En todas las comunicaciones y programas de difusión de la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz, reconocer la validez de la Pirámide de la Movilidad Urbana y mencionar explícitamente que el uso individual del automóvil particular es indeseable y deben priorizarse el compartir el auto, usar otros modos de transporte o combinarlo lo mayor posible con otros modos de desplazamiento.

Estas exigencias son el fruto del trabajo que hemos realizado de la mano de decenas de entusiastas personas con discapacidad, caminantes y usuarios de la bici en mi ciudad, La Paz, y que ahora las hemos convertido en nuestra bandera para exigir una movilidad humana y que preserve la vida de todos. La ciudad de La Paz está en un punto crítico de inflexión. Con su crecimiento y tendencias de dispersión territorial, fácilmente puede caer presa de las tendencias negativas que han llevado a otras ciudades al colapso vial total y la pérdida de calidad de vida. Evitemos eso. Los paceños, nuestro ayuntamiento y nuestra ciudad están a tiempo de hacerlo.

*Francisco Aguirre Riveros es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara, Secretario Técnico de la comisión de Bicicampamento en la BICIRED MX,  representante de “Dante Caminante” en la @LigaPeatonal

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Calles y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s