Delincuencia organizada en la Ciudad de México  –  Carlos Elizondo Mayer-Serra

El gobierno de la CDMX niega que exista un problema de delincuencia organizada en la entidad. Si bien no estamos en el desgobierno de otras zonas del país, existe el problema en muchos ámbitos. Uno de ellos es el mercado de las licencias de construcción. Un negocio floreciente en la ciudad es el inmobiliario.

Origen: Carlos Elizondo Mayer-Serra – Delincuencia organizada en la Ciudad de México

18 de Agosto de 2016

En las zonas buenas de la Ciudad de México hay pocos terrenos disponibles y el uso del suelo de éstos está restringido. En los países donde la ley se respeta hay dos soluciones complicadas ante la presión inmobiliaria. La primera es desarrollar nuevas zonas en los suburbios. La otra es ir modificando de forma democrática el uso del suelo. Hay zonas con uso, primordialmente, de casa habitación, como Lomas de Chapultepec, que quizá debieran tener otro uso. Si fuese el caso, el cambio debería realizarse con la participación de los vecinos, en aras de lograr equilibrar las ganancias y costos del cambio.

Esto no se hace. Lo que tenemos es un mundo de trampas. Desde licencias que permiten edificios de cuatro niveles, y luego hacen más de 20, como en la zona de San Ángel, hasta centros comerciales construidos en predios con uso del suelo de habitación, como en la calle Monte Everest, en Lomas de Chapultepec.

Para muestra, basta un botón. También en las Lomas recientemente tiraron dos casas habitación. “Juntaron” los predios y presentaron una manifestación de uso del suelo con la finalidad de levantar un edificio. El plan parcial de las Lomas define uso del suelo predio por predio. Una de las dos casas era sólo para uso habitacional. La otra podía tener cierto equipamiento. Cuando se fusionan dos predios la ley es clara: se utilizará el uso del suelo del predio que lo tenga más restrictivo, en este caso, casa habitación. Sin embargo, están escarbando un hoyo para nueve niveles de estacionamiento. Seguramente levantarán más de seis pisos.

Los vecinos presionamos y Xóchitl Gálvez, jefa delegacional de Miguel Hidalgo, que ha colaborado con nosotros, nos comentó que descubrió algo inaudito. A los constructores les otorgaron la manifestación de construcción, porque ésta se da, imagínese usted, partiendo de la buena fe, pero descubrieron que el expediente, incluido el certificado de uso del suelo expedido por la Seduvi, es falso, lo cual fue confirmado por la propia dependencia. Es decir, se arma un expediente, con papeles que van y vienen, y una gran parte de ellos son inventados. La papelería es oficial, pero las firmas o los folios no corresponden al trámite. Ello indica que existe una mafia o red de servidores públicos, con la complicidad de ciertos desarrolladores inmobiliarios, siempre usando los llamados gestores.

La Seduvi tiene que iniciar una averiguación por fraude y revocar los certificados emitidos sin base jurídica. La delegación, a su vez, revocar la manifestación de construcción, suspender la obra y también iniciar una averiguación por fraude. Aún no han iniciado estos procedimientos. Mientras tanto, los desarrolladores siguen excavando a toda velocidad.

Los desarrolladores, de apellido Cherem, alegan que un gestor les hizo todo el trabajo y que ellos han actuado de buena fe. Difícil de creer. Un desarrollador sabe que no se pueden fusionar así predios en esa zona, ni construir lo que pretenden hacer.

A pesar de tan evidente fraude, ¿a qué le apuestan? Primero, la ganancia esperada es enorme. Dado que compraron con uso del suelo habitación, el cambio a otro uso ya les representa una jugosa utilidad. Segundo, supongo, creen que se pueden salir con la suya porque esperan que nadie proteste. Está tan bien armado el expediente, nos dicen en la delegación, que sin la lupa producto de nuestra protesta, hubieran, quizá, consumado el fraude.

Para los ciudadanos no es fácil organizarse. La colonia tiene un comité de vecinos, pero la colaboración de los residentes de la zona se activa, a lo mucho, cuando se ven afectados inmediatamente. Xóchitl Gálvez es una jefa delegacional accesible, honesta y trabajadora, pero tiene muchas presiones. Tiene en su equipo a algunos buenos funcionarios, pero se encuentran también desbordados.

La apuesta de los desarrolladores, ahora que ya han sido descubiertos, va a ser tratar de manipular el sistema judicial. Alegarán que el gestor los engañó. Es posible que apuesten a un error en las acciones judiciales de la autoridad o, incluso, a su capacidad de “convencer” a los jueces, a través de otro gestor, por supuesto, y así “legalizar” el fraude.

Para Xóchitl, este predio es una oportunidad para mostrar que se le puede ganar a los desarrolladores tramposos. Para el gobierno capitalino, dada la existencia de papeles falsos en folios oficiales, es el momento de hacer una investigación profunda, para mostrar que está dispuesto a combatir la delincuencia organizada, la cual no está sólo limitada a delitos violentos, sino a actos ilícitos de cuello blanco en los que participan organizadamente servidores públicos y desarrolladores inmobiliarios a través de gestores.

Profesor de la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey

Twitter: @carloselizondom

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s