¿Por qué EUA Odia el Transporte Publico?

Origen: Why Does The U.S. Hate Public Transportation? (CO.EXIST)

Consistentemente lo fondeamos de manera insuficiente, no innovamos en equipo y servicio, y subutilizamos el transporte publico masivo. ¿Podemos cambiar esto? 

El transporte publico en EUA es vergonzosamente malo. El World Economic Forum lo clasificado en el 16avo lugar en el mundo por la calidad de su infraestructura, ligeramente arriba que Malasia y Bahrain. ¿Por que una de las economías mas ricas del mundo se resiste a pagar por un buen transporte publico?

Eso es lo que John Rennie Scott se pregunta en un articulo para The Conversation, y las respuestas son deprimentemente conocidas. Scott da muchos ejemplos de no solo del pobre estado de conservacion de los sistemas transporte publico existentes, sino tambien de instancias negativas claras para no construirlos en primer lugar.  Por ejemplo, ¿sabias que el aeropuerto Dulles de Washington DC, un nodo internacional utilizado por millones de pasajeros nacionales e internacionales, no tiene conexión ferroviaria con la ciudad?, “40 años despues de inaugurado el sistema, aun falta que el Metro conecte la ciudad con el aeropuerto,” dice Scott.

Flickr user John St John

Y recientemente el sistema de Metro en Washington, la capital del pais, tuvo que programar cortes de servicio por mantenimiento, posiblemente por meses, debido a cables deshilachados.

Scott ha descubierto cuatro razones para explicar por qué EE.UU. descuida sus redes de transporte público, abandono que cuesta al público $120mil millones de dls. al año en tiempos pérdidos y costos adicionales de combustible.

La primera razón -lo adivinaste- es el coche. Este cáncer de infraestructura se ha extendido y ahoga al país . Primero la inversión federal impulsó el sistema de carreteras, y luego los nuevos suburbios y ciudades fueron construidas alrededor del coche.

En Europa, la gasolina costosa y las medidas restrictivas de uso de suelo, ha mantenido a la gente en ciudades densas, y el crecimiento urbano ha seguido a lo largo de las lineas de transporte publico masivo, reforzando y consolidando su utilizacion.

La política ha jugado un papel muy importante en esta división. Los republicanos se han alineado con la libertad personal percibida del automóvil, dice Scott, mientras que el transporte público es visto como una preocupación socialista. Por lo tanto, los políticos con inclinacion de derecha votan en contra de este, a pesar de que el transporte público es bueno para la economía.

Este abandono conduce a los puntos segundo y tercero que descubre Scott, que son la negligencia, abandono, y la subsecuente decadencia del transporte masivo. “Como resultado de esto, muchos sistemas de transporte los tomaron a su cargo los municipios”, lo que llevó a sistemas mal financiados que operaban al capricho de políticos desinteresados. Incluso sistemas de transporte de reciente construcción se dejan debiliitar cuando se trata de los costos a largo plazo de mantenimiento y mejora.

Flickr user erik forsberg

“Construir algo nuevo da a los políticos una oportnidad de salir en la foto- sustituir un cable eléctrico deshilachado no, “dice Scott. Y como resultado, el mantenimiento esencial se retrasa. “CTA Chicago Transit Authority, por ejemplo, gastó $ 5 billones en mejoras de infraestructura en los últimos cinco años, pero necesita otros $ 13 mil millones.”

La cuarta razon y factor final es un malestar que afecta a más que el transporte público EUA. Hemos “perdido la fe en el ámbito público,” y ya no confiamos en el gobierno para operar los servicios públicos. El individualismo es la fuerza impulsora detrás de todo, con el coche privado como su encarnación. “Esta forma de pensar ha hecho nuestras ciudades menos sobre experiencias compartidas, y más un lugar de vidas diferentes y espacios separados.”

La tendencia sin embargo, podría estar dando marcha atrás. Las tasas de uso para el transporte público están subiendo. La generación de Millennials afamada por evitar los coches prefiere el transporte público y los 60 años de auge de la conducción parece que finalmente ha terminado.

Tal vez el coche electrico sea lo que incline la balanza hacia la reinversion en transporte publico. Despues de todo, un cambio masivo de la gasolina a la electricidad requiere un igualmente masiva inversion en terminos de infraestructura que energice todos esos automoviles. Y tal vez en lugar de desperdiciar todo ese dinero en vehiculos privados, lo gastaremos mejor en opciones publicas mas sostenibles

Es una posibilidad remota, pero a medida que más municipios se den cuenta de que la ciudad no es un lugar para los coches algo tendrá que tomar su lugar.

ORIGINAL : http://www.fastcoexist.com/3059031/why-does-the-us-hate-public-transportation

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Automóvil, Buses, TransportePublico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s