Sorprendente potencial humano desperdiciado en los viajes al trabajo

El viaje al trabajo del norteamericano (y mexicano) se hace cada dia más largo

Origen: The astonishing human potential wasted on commutes – The Washington Post

Ahora toma al trabajador promedio 26 minutos el viaje diario al trabajo, según la Oficina del Censo de EUA. Ese tiempo es el más largo que desde que el Censo comenzó a rastrear estos datos en 1980. Entonces el viaje típico requeria sólo 21,7 minutos. El viaje al trabajo promedio en Estados Unidos ha aumentado casi un 20 por ciento desde entonces.

De acuerdo con el censo, habia un poco mas de 139 millones personas viajando al trabajo en 2014. A un promedio de 26 minutos en cada sentido, cinco dias a la semana, 50 semanas al año, llegamos a un total de casi 1,800 billones de minutos que los estadounidenses gastaro en su viaje al trabajo en 2014.

O, si lo prefiere, diga 29.600 miles de millones de horas, o 1.2 mil millones de días, o en colectivo 3,4 millones de años. Con esa cantidad de tiempo, podríamos haber construido cerca de 300 Wikipedias, o construido la Gran Pirámide de Giza26 veces – y todo solo en 2014.

En vez de eso, gastamos esas horas sentados en coches y esperando por el bus.

[¿Odias tu viaje al trabajo?  Se pondrá aún peor]

Por supuesto, no todos hacemos viajes de 26 minutos. Aproximadamente una cuarta parte de los trayectos en EUA son de menos de 15 minutos. Por otro lado, casi 17 por ciento hace viajes que toman 45 minutos o más. Y la prevalencia de estos largos trayectos – y viajes realmente largos – está creciendo.

En 1980, por ejemplo, menos del 12 por ciento de los trabajadores estadounidenses viajaban 45 minutos o más en un sentido, según el Censo..

El censo en 1980 ni siquiera se molestó en segregar los trayectos de 60 y 90 minutos, ya que eran relativamente raros. Pero comenzaron a rastrear a estos mega-viajeros en 1990. Ese año, 1,6 por ciento de los trabajadores viajó 90 minutos o más en un sentido. En 2014, 2,62 por ciento de los trabajadores se desplazaban ese largo tiempo, un aumento del 64 por ciento sobre la prevalencia en 1990.

 

Estos trabajadores con viajes, en un solo sentido de 90 minutos  – 3,6 millones – pasan gran parte de sus vidas simplemente yendo y viniendo del trabajo. Considera esto: Si tu viaje al trabajo es el típico de 26 minutos en cada sentido, llegas a un total de nueve días completos al año viajando ida y vuelta al trabajo. Eso es probablemente más de lo que te gustaría, pero no es un número enorme.

En contraste, un mega viajero haciendo viajes de 90 minutos, gasta tres horas díarias en el camino. Eso resulta en más de un mes completo al año viajando al y del trabajo. Imaginas pasarte todo el mes de agosto – 24 horas de cada día – atorado en tu coche o en el autobús. Eso es lo que es para 3,6 millones de trabajadores estadounidenses. (y los de la ZMVM)

Esta es una manera de vivir terrible. La gente odia sus desplazamientos más que cualquier otra actividad en sus vidas. El premio Nobel Daniel Kahneman y el economista Alan Krueger pidieron a un grupo de 900 mujeres de Texas que calificaran cómo se sintieron durante varias actividades diarias y encontraron que el viaje al trabajo de la mañana quedo en último lugar en términos de emociones positivas, detrás del trabajo, cuidado de niños y tareas domésticas.

Hay un enorme conjunto de investigaciones en ciencias sociales y en salud pública sobre los efectos negativos del viajar al trabajo sobre el bienestar personal y social. Los viajes más largos están relacionados con un aumento de tasas de obesidad, niveles altos de colesterol y de presion arterial. dolores de espalda y cuello, divorcios, depresion y muerte

Al bnivel social, la gente que viaja mas al trabajo  es menos probable que vote. Es mas probable que se ausente del trabajo. Es menos probable que escape a la pobreza. Sus hijos que tienen mas probabilidad de tener problemas emocionales.

Hablando de forma más abstracta, hay una enorme reserva de potencial humano más o menos inexplotado actualmente encerrado en largos trayectos. Experimento de pensamiento: Digamos que podríamos agitar una varita mágica y reducir los tiempos de viaje de los viajeros más extremos – los que viajan 90 minutos o más en una dirección. Y digamos que pudieramos reducir su trayecto típico de 90 minutos a, digamos, 30 minutos – más cerca de la media nacional.

Considere el efecto transformacional que esto tendría a nivel individual, al devolverle a estas personas dos horas de su día. Y luego multiplique ese ahorro de dos horas de tiempo por los 250 días de trabajo en un año típico – esas son 500 horas adicionales al año. Multiplique eso por 3,6 millones de trabajadores, y llegará a aproximadamente 1,8 mil millones de horas-hombre de productividad potencial liberada retornando a la economía. Ese tiempo equivale a 900.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

Ahora, si usted le das a una persona dos horas libres, probablemente no va a pasar ese tiempo trabajando. Verá TV o jugará a Candy Crush o bebera cerveza con sus amigos, o hará otras cosas que no son necesariamente productivas. Pero con el tiempo, esa persona tendrá más tiempo para estar cívicamente involucrado. Tendrá más tiempo para cuidar a sus hijos, su salud o su matrimonio. Por ello será un mejor trabajador, mejor descansado. Los beneficios son potencialmente ilimitados.

Por supuesto, que no tenemos una varita mágica de política que podamos ondear para hacer que esto suceda. Pero continua siendo una ilustración útil de cuánto están costando a la sociedad esos trayectos de viaje super largos.

Los viajes al trabajo suelen estar enmarcados como una cuestión de preferencias del consumidor, y en cierta modo lo son: Hay un delicado equilibrio entre “vivir cerca del trabajo” y “vivir en una casa más grande”, y muchos trabajadores optan por este último – especialmente Cuando tienen hijos. Pero las ciudades se están volviendo mas y mas costosas. Para muchas familias trabajadoras, vivir cerca del trabajo en el centro de ciudad ya no es para nada una opcion, independientemente del tamaño de casa o apartamento. Una forma de corregir los largos viajes sería hacer que las ciudades fueran mas asequibles. Pero hay una opción aún más simple: promover el uso del teletrabajo.

Trabajar desde casa se está volviendo más común, aunque tal vez no tan rápido como sus primeros impulsores preveian. En 2014, el 4.4 por ciento de la fuerza de trabajo trabajaba principalmente en casa, según el Censo. Esa proporción casi se ha duplicado desde 1980, cuando el 2,3 por ciento de los trabajadores lo hacian desde su casa.

Ciertos tipos de trabajos nunca serán susceptibles del trabajo a distancia. Los cirujanos no pueden operar desde su casa, por ejemplo. Los cajeros necesitan estar en la caja para cobrarte. Pero mucho trabajo – desde escribir código a contestar llamadas telefónicas o la captura de datos – se puede hacer en una oficina en casa, tan bien como en un cubículo.

Las empresas pueden ser comprensiblemente remilgosas sobre el trabajo a distancia por muchas razones, desde preocupaciones de TI a temores sobre empleados perdiendose de los beneficios de la interaccion laboral ocasionales.

 

Mientras tanto, la fuerza de trabajo sufre los muy concretos efectos de los trayectos prolongados, que afectan no sólo a los trabajadores, sino a sus familias, empresas y comunidades también. Y como muestran los datos del Censo, los desplazamientos siguen haciendose mas largos – y es probable que continuen haciéndolo.

More from Wonkblog:

The safest — and deadliest — ways to travel

A data genius computes the ultimate American road trip

The future of air travel is garbage

Anuncios

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Automóvil, Trafico, Transporte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s