El destino de las ciudades; conversacion entre Edward Glaeser y Richard Florida

Una conversacion entre Ed Glaeser y Richard Florida sobre lo que la política urbana necesita trabajar en un futuro incierto.

Origen: Edward Glaeser and Richard Florida on the Fate of Cities – CityLab

Urban Land Insitute

Este invierno me senté a conversar con Ed Glaeser de Harvard en el Urban Land Institute (ULI) in Washington, D.C. Los dos discutimos la paradoja de la crisis urbana: Si bien la prosperidad y la calidad de vida han aumentado en muchas ciudades, también la desigualdad, especialmente en ciudades exitosas. En una discusión con el CEO global ULI, Patrick Philips descubrimos cómo estos desafíos amenazan con dañar el futuro de las ciudades y de las personas que viven en ellas.

Yo hablé primero, Ed siguió y luego lo dejamos abierto para recibir preguntas . Esta es una versión editada y abreviada de nuestra conversación. Aprendí mucho. Disfruten.—Richard Florida


RICHARD FLORIDA: Lo que quiero hacer es templar mi propia visión de que de algun modo la combinación de conocimiento, inteligencia y creatividad con urbanización comunica una flecha recta de progreso humano. Lo que estamos experimentando hoy es un retroceso. Ver a Toronto elegir a Rob Ford fue como un despertador para mí. Y entonces dije, si este contragolpe pudo ocurrir en Toronto, podría ocurrir en cualquier lugar. Y, por supuesto, luego vino el Brexit, y el surgimiento de Donald Trump.

En el fondo de la reacción yacen estas divisiones de clase y ubicación, de conocimiento y urbanismo.

El argumento central de mi libro, “The New Urban Crisis“, es que el agrupamiento de innovación y creatividad y conocimiento tiene dos lados. En un lado, el agrupamiento de actividad urbana impulsa la innovación, impulsa el crecimiento económico y es la principal fuente de productividad. Pero por otro lado, también crea las divisiones en nuestra sociedad.

La vieja crisis urbana fue una de decadencia -la clase media se mudaba fuera, la pobreza se mudaba adentro, el crimen, el centro urbano se estaba desmoronando-. Esa vieja crisis urbana todavía está con nosotros en algunos lugares. Pero ahora tenemos una Nueva Crisis Urbana, que de muchas maneras es una crisis de éxito.

Se deriva de una cosa muy simple. Tenemos una gran cantidad de tierra en el mundo, pero la tierra que la gente quiere ocupar es una brizna pequeña y diminuta. Es un producto de las cosas interesantes y productivas que se desarrollan en y alrededor de esa tierra. Esa competencia por espacio y la batalla por la tierra -los dos lados del agrupamiento- no son sólo la crisis de nuestras ciudades. Es la contradicción central del capitalismo hoy.

Esta nueva crisis urbana tiene cinco dimensiones. La primera la llamo “urbanismo donde el vencedor toma todo”. Hay una gran tradición en la economía del ganador toma todo, donde los mejores, y los más brillantes y los más exitosos, –ya sean LeBron James o Taylor Swift– obtienen la mayor parte de los despojos. Esto mismo esta sucediendo en las ciudades; tienes una brecha creciente entre lo que el economista Joseph Gyourko y otros han llamado las ciudades superestrella y todos los demás. Están atrayendo al mejor talento, la mayor inversión, y la brecha entre ellos en términos de precios de la tierra y bienes raíces está creciendo. Eso está causando problemas tanto entre países como dentro de ellos, ya que la gente se enoja mucho por el éxito de Londres, Nueva York, San Francisco o Toronto frente al resto de sus países.

¿Cómo diriges una ciudad si sólo los relativamente favorecidos pueden pagar vivir allí?

La segunda es la crisis de éxito de estas ciudades superestrella y centros de tecnología. La gente habla todo el tiempo sobre gentrificación y desplazamiento. Y artistas y músicos como David Byrne, Moby, Patti Smith nos dicen que la creatividad de estas ciudades está siendo estrangulada por el 1 por ciento.

Eso está sucediendo en ciertos barrios. Pero hay poca evidencia de que la creatividad de Londres, o San Francisco o Nueva York se esté llendo fuera. De hecho, si ves el balance de la acumulación de activos tecnológicos -nuevas empresas, innovación-, son en realidad más innovadoras de lo que eran antes.

El problema viene cuando usted ves la distribución dentro de esas ciudades superestrella. En promedio, la mayoría de los economistas te diría, todos en esos lugares estan mejor en términos de salarios, sueldos e ingresos. Es cierto, pero luego divides entre los educados y menos educados, los calificados y no calificados, el trabajador del conocimiento, el trabajador de manufacturas y el trabajador de servicio. Si observas los salarios después de vivienda, el trabajador del conocimiento se lleva a casa $70.000 o $80.000 o más, mientras que el trabajador de servicio promedio lleva a casa $15.000 o $20.000 después de pagar por vivienda.

Los trabajadores de servicio están cada vez más rezagados, y están siendo empujados a las partes más desfavorecidas de la ciudad central, o cada vez más a los desconectados y lejanos rincones de los suburbios, donde están sufriendo hora, hora y media, y dos horas de viaje. ¿Cómo administras una ciudad si sólo los relativamente privilegiados pueden permitirse vivir allí?

La tercera dimensión es el debilitamiento de los vecindarios de clase media. En términos generales, dos tercios de la poblacion vivia en vecindarios de clase media hace algunas décadas; Hoy menos del 40 por ciento. Más del 90 por ciento de las areas metropolitanas de EUA sufrieron una disminucion de la clase media en las últimas dos décadas, y las ciudades más exitosas son las que han experimentado la mayor disminucion de clase media.

Dicho esto, esta disminución de los barrios de clase media no es sólo algo aislado en las ciudades superestrella. Es ubicuo. Aunque Nueva York y San Francisco y Los Ángeles ocupan los primeros tres lugares en todas estas métricas, Houston continúamente se alinea con ellas.

La cuarta dimensión es la crisis de los suburbios. Sabemos por la Brookings Institution y otros que la pobreza suburbana está creciendo y creciendo a tasas más rápidas que en el centro urbano. Los suburbios también tienen creciente desigualdad. Ahora tienen entre los barrios más ricos y más pobres. En realidad creo que el término suburbio y urbano, ciudad y suburbio, están perdiendo sentido. Ya no tenemos una división urbana/suburbana. Yo lo llamo una “metrópoli de parches”. Lo uso para sugerir que hay zonas de ventaja concentrada y zonas de desventaja concentrada y las zonas medias son inexistentes.

La quinta dimensión es la crisis de la urbanización global. En el pasado, la urbanización ha estimulado el desarrollo. Pero ahora nos enfrentamos a lo que Ed ha llamado la “urbanización de país pobre”, y otro grupo de economistas llama “urbanización sin crecimiento”. Ya no existe mas una conexión automática entre niveles de urbanización y niveles de crecimiento de ingreso y en muchos lugares eso se ha roto.
RELATED STORIES

Entonces, ¿qué podemos hacer? Creo que hay dos grandes principios y luego cuatro cosas que podemos empezar a hacer.

En primer lugar, debemos buscar maneras de crear una prosperidad más incluyente. Este no es un problema trivial, porque la lógica de agruparse es tan poderosa. Dos, debemos respetarnos mutuamente y donde queremos vivir. Joel Kotkin y Yo nos hemos vuelto amigos por esta idea de que seamos urbanitas o suburbanitas, hacemos elecciones que deben ser respetadas.

Lo primero que tenemos que hacer es incrementar la densidad. Tenemos que encargarnos del NIMBYism. En el libro, lo llamo el Nuevo Luddismo Urbano, porque es sobre detener el progreso. Pero tenemos que hacer la densidad bien. Los lugares que son muy innovadores tienen un tipo particular de densidad: Tienen edificios de altura media; tienen interacción a nivel de calle. Cuando agregamos densidad, debemos ser cuidadosos, porque estos tipos de vecindarios son un recurso escaso.

La segunda cosa es pasar de vivienda en propiedad a un sistema de vivienda en alquiler más flexible. Las distorciones de mercado de la politicas publicas tenemos que eliminarlas del sistema

La tercera cosa es invertir en infraestructura. Hay un gran estudio que estima los costos del NIMBYism en aproximadamente $1.6 billiones de dolares. Casi all final del estudio, los autores dicen que construir transporte publico y/o ferrocarril de alta velocidad son las mejores formas de conectar suburbios periféricos y metropolis contiguas para asi extender el mercado de trabajo funcional y podría tener un mucho mayor efecto en incrementar la productividad de San Francisco que el solo eliminar restricciones de uso de suelo.

La cuarta cosa es la prosperidad incluyente. Los urbanistas hablan mucho sobre zonificación incluyente. Podríamos mover la conversación a prosperidad incluyente, que incluiría creación de empleo, mejora a trabajos de bajo salario, así como proveer mas vivienda asequible.

Ya no basta con solo empujar la palanca de la urbanización y crecimiento de ciudad. Ahora es realmente importante comenzar a hacer ese crecimiento más incluyente y superar este retroceso.

(Courtesy of Urban Land Institute) 

EDWARD GLAESER: Permítanme estar de acuerdo en que estamos ante una crisis. Eso es evidente, creo, para todos nosotros. Sea que la llamamos una crisis urbana, una crisis política o una crisis nacional es más discutible.

Fui ciertamente sorprendido por los acontecimientos electorales del año pasado. No sabía que había tanta clase-media enojada. Hay gente en este país a quienes la vida ha enviado un mensaje realmente malo. Pero hay mucha más gente que está profundamente molesta con los fracasos de la política convencional y con la economía convencional. Y nos condujeron a un cambio electoral radical.

La respuesta es probablemente hacer un poco de ambos. Cuando miro a EUA, pienso que por mucho, el mayor problema de política pública sin resolver es el incremento del desempleo en la mejor edad. Esto se v más entre hombres, porque el desempleo femenino es más difícil de medir, pero está presente entre las mujeres también. Cuando nací, el número de hombres que no estaban empleados, que incluye tanto desempleados como fuera de la fuerza laboral, era uno en veinte. Hoy, ese número es tres veces más, y bajo de cuatro veces mas en el apogeo de la recesión. Si vemos a las personas que sólo tienen estudios de secundaria y sin preparatoria ni universidad, ese número es casi un cuarto. Y si tomamos algunos estados en particular como Kentucky, son más de tres de cada diez, los hombres en edad productiva que están desempleados. Este es un cambio increíble en EUA, y no es un cambio para el bien.

Quiero enfatizar que los impactos del desempleo en la miseria, el abuso de drogas, las tasas de divorcio, cualquier problema social que usted te imagines, es muy superior a un par de puntos porcentuales arriba o abajo en términos de ingresos. Esto es una dislocación social. Este es un sentimiento de inutilidad en el mundo. Este es un gran problema para EUA.

Sigo creyendo que las ciudades es más posible que sean parte de la solución a este problema y otros problemas como él, que sean ellas mismas parte de este problema. La manufactura estadounidense sigue siendo fuerte, pero es manufactura que se construye cada vez más enteramente en máquinas, no en mano de obra de baja calificacion. Las ciudades nunca deben disculparse por su desigualdad, así como los suburbios nunca deben estar orgullosos de su igualdad. Las ciudades tienen gente rica y pobre, porque las ciudades son buenos lugares para ser ricos y menos dolorosos para ser pobres.

Estoy profundamente preocupado por la pobreza. Estoy profundamente preocupado por cada niño que no tiene la oportunidad de brillar en este mundo. Pero el hecho de que Bill Gates vale mucho más dinero que yo no me molesta en lo más mínimo. Así que si tenemos una oportunidad de enfocarnos en uno, preferiría enfocarme en elevar el nivel más bajo que en cualquier cosa que esté cortando de la parte superior.

Hay problemas reales dentro de las ciudades, y hay problemas reales por las ciudades. Los verdaderos problemas a través de las ciudades son estas enormes diferencias en la geografía de la prosperidad; la enorme brecha entre los Scrantons y los Nueva Yorks. El desafío es si o no la respuesta correcta es pensar que puedes construir Scranton al punto que se vea como Nueva York, o solo decir, que en realidad, debes mudarte.

Esto en ningun sentido contradice la opinión de Richard de que debemos respetar las elecciones; Creo que es una cosa asombrosa que EUA tenga tantos lugares diversos para vivir como debería, y eso es una gran cosa. Creo en la libertad, y eso va por donde vives, tanto como cualquier otra cosa. Y creo que las grandes ciudades son archipiélagos de barrios que dan a la gente diferentes oportunidades. Esa es una tremenda virtud del espacio urbano.

Pero dicho esto, hay una pregunta en cuanto a cuántos recursos públicos queremos aventarle al apuntalamiento de cada comunidad en decadencia en el Rust Belt de EUA. Uno de mis trabajos recientes examina la relación entre felicidad y decadencia urbanoa, y los lugares en decadencia son realmente infelices. Pero cuando se vuelve a los años 60’s o 50’s o los 40’s, no es como si fueran lugares felices en ese entonces tampoco.

El alto costo de vivienda de nuestras ciudades y las desventajas del éxito urbano son muy reales. Las perpetuas bolsas de pobreza existen con frecuencia en medio de prosperidad. Es fácil pensar en potenciales maneras de lidiar con esto en zonas urbanas prósperas como San Francisco o Nueva York. Es mucho más difícil pensar sobre cómo lidiar con esto en Detroit cuando tienes tan poco que aprovechar en la comunidad en general.

Quiero destacar también la disminución del emprendedurismo estadounidense. Esta ha sido una tendencia de 20 años; La tasa de formación de nuevos negocios ha disminuido por años, y seguramente esto tiene algo que ver con el no-empleo. Toda persona desempleada que quiere trabajar es un fracaso de la imaginación emprendedora.

En vivienda, pienso que hay dos cosas básicas que puedes hacer. Puedes solo tener cosas más sensatas, más permissivas que permitan a las ciudades densificarse de manera correcta. Es muy importante que tengamos regulaciones que creen ciudades saludables, ciudades que brinden más viviendas. Cada vez que decimos que no a un nuevo edificio, le estamos diciendo no a las familias que quieren venir a la ciudad, y estamos asegurando que familias que viven en la ciudad estén pagando demasiado.

Pero nunca ofreceremos vivienda realmente de bajo costo en ciudades solo desencadenando el desarrollo. Y si queremos que la gente realmente pobres pueda aún mezclarse en ciudades, –gente que no gana $133,000 dólares al año como familia, pero estan ganando $30,000 dólares al año, –tendremos que subsidiarlos, y necesitamos ser honestos sobre eso. La cuestion es, ¿quieres subsidiarlos mediante cupones de vivienda fondeados por gobierno, fondeados por los contribuyentes, por ejemplo? ¿O quieres hacer las cosas estableciendo impuestos implícitos al desarrollo, como la zonificación incluyente?

Al igual que Richard, tengo mis dudas sobre decir que vas a promover vivienda asequible gravando el desarrollo. Nunca he conocido una industria en la que eso haya funcionado bien. Así que si hay o no un valor ganar-ganar en el que haya más tasas de impacto que son pagados por desarrolladores a cambio de una zonificación mas permisiva, que creo que es sin duda algo que debe estar en la mesa. Pero pensar que la forma correcta de promover la vivienda asequible es simplemente poner más y más cargas a los desarrolladores, me parece mala economía.

En términos de prosperidad, la economía dominante ha tenido una receta para la desigualdad en los últimos 30 años: la educación. Hemos tenido décadas de trabajo enfatizando en la importancia de pre-K, cuando se hace bien, muestra enormes efectos de proyectos como el Perry Preschool de la década de 1960’s en términos de resultados a largo plazo. Pienso que el modelo correcto es que continúes teniendo programas pre-K suministrados competitivamente que son evalúados regularmente y dejes a los buenos prosperar y dejes que los malos decaigan. Lo mismo sobre las escuelas charter que trayendo más competencia a nuestras comunidades urbanas. Conseguir mejores escuelas urbanas es la cosa más importante para asegurarse de que padres de clase media no salgan de las ciudades.

Pero eso no basta. Pre-K es genial, pero va a aparecer en 30 años. Así que tenemos que tener cosas que funcionen para niños mayores; tenemos que tener cosas que funcionen para adultos. Así que necesitamos más trabajo en la formación vocacional, incluso formación empresarial. Lo bueno de la formación vocacional es que puedes evaluar si han aprendido o no a ser fontanero al momento. Sabes al momento si aprendieron a ser fontanero o no.

Es un crimen que regulemos mucho mas ligeramente el emprendimiento de personas ricas, que el emprendimiento de las personas pobres.. Si deseas iniciar tu gigante de Internet, sea en San Francisco o en Boston, enfrentaras una regulación muy ligera. Comienzas en tu dormitorio, de repente ya tienes un millón de usuarios, y estas listo para las carreras, antes que cualquier regulador se haya prcatado que existes. Si quieres comenzar una tienda que vende productos lácteos en un barrio pobre de Boston, literalmente hay 17 regulaciones que tienes que pasar antes de abrir la puerta y dejas entrar a cualquiera. Eso es absurdo. No es que yo quiera regular los empresarios de Internet más, pero quiero regular más ligeramente a esos empresarios pobres.

Quiero cosas que parezcan zonas de emprendimiento en zonas que no son subsidiadas, pero ofrecen permisos en una sola parada en ventanilla única a empresarios que quieren empezar. Debemos reconocer que hay una manera en que podemos engranarnos en hacer las ciudades más incluyentes, que no impliquen intentar gravar a ricos locales, porque después de todo, simplemente se irán. Tienes que hacer algo que crezca el pastel, y deje florecer el espíritu emprendedor de gama baja.

Finalmente, la infraestructura, por supuesto Richard, esta en lo correcto, necesitamos más y mejor infraestructura. Pero es fácil hacerlo estúpidamente. No hay nada en que sea más fácil desperdiciar cientos de millones, cientos de billones de dólares rápidamente que en infraestructura.

Tan fascinante como es EUA, en cierto sentido las cosas más grandes que están sucediendo en las ciudades están ocurriendo en el mundo en desarrollo donde la necesidad de infraestructura es enorme y el cambio social es enorme. En 1960, absolutamente ninguno de los países más pobres del mundo estaban más de un tercio urbanizados. Hoy, 40 por ciento de esos países lo son.

Tienes el surgimiento de las megaciudades, en lugares que son pobres y terriblemente mal gobernados. En cierto sentido, el reto de hacer esas ciudades habitables y productivas, porque la respuesta correcta no es como formuladores de políticas a menudo preguntan, ¿cómo impido que esa pobre gente venga a mi ciudad? Esa no es la respuesta correcta. La respuesta correcta es que esas ciudades deben crecer y prosperar y permitir caminos para salir de la pobreza a la prosperidad.

Deben generar democracia y renacimiento cultural como las ciudades han estado haciendolo por milenios, pero también necesitan lidiar con los demonios que vienen con la densidad, con enfermedades contagiosas, con congestión de tráfico, con altos costos de vivienda, con delincuencia. Responder a estos desafíos y hacer que estas ciudades del mundo en desarrollo sean más habitables es una de las grandes vocaciones del siglo XXI.


¿Quieres mas Glaeser y Florida? Aqui esta la fase preguntas y respuestas de su presentacion
Anuncios

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Ciudad, Desarrollo Urbano, Economia, Politicas Publicas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s