Las Ciudades Salvarán la Democracia o la Destruiran Eric Liu

Eric Liu,  escritor y pensador que enseña a los ciudadanos a crear su propio poder, tiene un audaz reto para los lideres de la ciudad.

Origen: Eric Liu: Cities Will Either Save Democracy or Destroy It – CityLab

Nicole Flatow

Según el diagnóstico del escritor y pensador Eric Liu, las protestas populares son una manera como el sistema inmunológico de una ciudad le dice al cuerpo político que está enfermo.

“Las protestas sobre monumentos no son solo protestas sobre monumentos”, dijo Liu en declaraciones al CityLab de París. “Son una suplica para ser incluidos en la historia de ‘nosotros’. Si esa historia está dejando fuera a gran número de personas que no pueden verse a sí mismos como ‘nosotros’, el sistema inmunológico te lo dirá”.

Liu, fundador de la Citizen University y un programa del Aspen Institute sobre ciudadanía e identidad estadounidense, ha pasado los últimos años enseñando a “gente común” a encontrar su poder a través de su organización, en un libro reciente y en charlas TED vistas por amplio publico. El martes, modificó su mensaje para una audiencia en cierto modo diferente, en una reunión en París, integrada en su mayoría por líderes y funcionarios de ciudad, en otras palabras, una audiencia que ya tiene poder.

Su receta: Resiste el impulso de acaparar ese poder, o tu ciudad será débil y susceptible a enfermedades.

Liu contó un intercambio que tuvo con un alcalde que “permanecerá anónimo” durante la reunión de París. Cuando Liu le dijo al alcalde que el tema de su trabajo es el poder ciudadano, el alcalde respondió: “¿Es eso algo bueno? ¿Es algo bueno que los ciudadanos de todo el mundo se sientan capacitados para derrocar jerarquías heredadas?

Liu imploró a los líderes de ciudad que reconozcan que esta cuestión es el problema. El objetivo de las ciudades, dijo, no es servir principalmente como centros de oportunidades económicas o talento concentrado. Es para hacer grandes ciudadanos. Para hacer eso, dijo, circula tu poder.

At CityLab Paris, Liu implored leaders to grow citizen power. (Melanie Leigh Wilbur)

Liu, quien trabajó en política federal en Washington durante años antes de fundar Citizen University, presentó una alternativa a la forma en que dijo que, Washington funciona. Quienes hacen las politicas federales actuan como si el poder fuera un juego de suma cero en el que la ganancia para una parte es una pérdida para otra. Este juego ha llevado a una creciente disfunción a nivel nacional, y las ciudades han estado posicionandose como alternativas más efectivas.

Pero según cuenta Liu, el poder es infinito y los ciudadanos pueden añadir nuevo poder a través de compromiso y organizandose.

“Nuestro trabajo ahora, dada la actual disfunción en capitales nacionales y organismos internacionales, es asegurarnos que las ciudades son, de hecho, los laboratorios de la democracia que nosotros decimos que pueden ser”, dijo.

Para fomentar la democracia, dijo, las ciudades deben hacer tres cosas: Una, “enseñar poder inexorablemente”, a través de programas que permitan a ciudadanos aprender haciendo, como el presupuesto participativo, que pide a ciudadanos que diseñen y voten sobre financiacion de proyectos; y el reto Mikva, que invita a jóvenes a crear y ejecutar nuevas ideas cívicas. Dos, incubar la ayuda mutua, que Liu la describe por referencia a “incubadoras” de emprendedores que fomentan nuevas ideas de negocios. Pide “colaboraciones cívicas” que incluyan a fundadores del Tea Party, a fundadores de Black Lives Matter, líderes de inmigrantes y otros innovadores en su propia área de experiencia para encontrar puntos de colaboración. Tres, escucha el cuerpo político. Además de protestar, dijo, los líderes deberían estar atentos a “largos silencios de cinismo”, sugiriendo una falta de fe en la legitimidad de entes gubernamentales.

Cuando no escuchas esos “dolores del cuerpo político”, advierte Liu, “llegas a la situación en la que están demasiadas ciudades alrededor del planeta en este momento, en las que se están convirtiendo, como mi propia ciudad, Seattle, en fortalezas”. de privilegio compuesto, de oportunidad de auto-reforzada para un “nosotros” cada vez más pequeño “.

Liu reconoció que la participación ciudadana puede ser “terriblemente inconveniente” para los líderes de la ciudad, creando más procesos y complicando la eficiencia y la gestión. Resistir el flujo natural de poder hacia la autoperpetuación y la justificación requiere trabajo intencional, dijo.

Es por eso que pronunció una advertencia esperanzadora: “Actualmente creo que la realidad es que las ciudades salvarán la democracia, si no la matan primero”.

About the Author

Nicole Flatow is the editor of CityLab. She was previously U.S. enterprise editor at The Guardian.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, cuyo objeto es preservar la colonia habitacional unifamiliar, sus calles arboladas con aceras caminables, con trafico calmado, seguras para bici, parques, areas verdes, centros de barrio de uso mixto accesibles a pie y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Ciudad, Cultura, Filosofia, Integracion social, Participación Ciudadana, Politicas Publicas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s