"El Peaton" cuento corto de Ray Bradbury visionario de la No Ciudad del Coche

En 1951, el gran escritor Ray Bradbury publicó un cuento corto titulado    “El Peaton”. En este cuento, nos encontramos a un personaje llamado Leonard Mead haciendo algo muy extraño en su sociedad futura: caminar.

Corre el año 2053, en su ciudad de 3 millones de habitantes, las calles son silenciosas, ‘no muy diferente a caminar por un cementerio’. Presagiando temas que surgirán en su mas famosa novela “Farenheit 451”, tenemos la sensacion que los ‘co-urbanitas’ de Mead estan ocupados viendo la TV. “Fue ese el murmullo de risas desde una casa color blanco luna?” se pregunta el protagonista al pasar las casas de su vecinos.

Pero a Mead le encantaba caminar, aun cuando “en diez años de caminar de dia o de noche, por miles de millas, nunca se habia encontrado con otra persona caminando, ni una sola en todo ese tiempo” 

Rapidamente hallamos el porque:

Llego a una interseccion en trebol donde se situaban dos importantes autopistas que cruzaban el pueblo. Durante el dia surgio el atronador ruido de los coches, las estaciones de servicio abiertas, un gran insecto en incesante maniobrar por posicionarse como los escarabajos, una leve exhalacion de incienso de sus escapes, al deslizarse rumbo a casa en lejanas direcciones

Un auto solitario se le acerca rapidamente. Es un oficial de policia. Una rara visión, nos dicen que solamente queda una patrulla en la ciudad pues el crimen esta en ‘recesion’ -pero lo mismo hace Mead. El oficial de policia pregunta a Mead

“¿Que estas haciendo afuera?”

“Caminando”, dice Leonard Mead.

“¡Caminando!”

“Solo caminando, dijo, pero su cara sintio frio”

“Caminando, solo caminando, ¿caminando?”

“Si, señor” 

“¿Caminando a donde?, ¿Para que?”

“Caminando por aire. Caminando para ver”

“¡Tu direccion!”

“Numero once de South Saint James Street.”

“¿Y hay aire en su casa, tiene un aire acondicionado, Mr. Mead?

“Si”

“¿Y tiene en casa una pantalla visual para ver con ella?

“No”

“¿No?”

Hubo un crepitar silencioso que era en si una acusacion

“¿Esta casado, Sr. Mead?”

“No” 

“No casado”, dijo la voz del policia detras del fiero rayo de luz. La luna estaba alta y clara entre las estrella y las casas eran grises y silenciosas.

“Nadie me queria”, dijo Leonard Mead con una sonrisa

“No hables si no se te habla”

Leonard espero en el frio de la noche

“¿Solo Caminando, Sr.Leonard?”

“Si”

“Pero no ha explicado con que proposito”

“Ya explique; por aire y para ver y simplemente para caminar”

“¿Ha hecho esto con frecuencia?”

“Cada noche durante años”

El auto de policia detenido al centro de la calle con su radio haciendo leve ruido

“Bueno Sr. Mead”, dijo

“¿Eso es todo?” pregunto con cortesia.

“Si” dijo la voz. “Aqui” hubo un suspiro, un ruido. La puerta trasera de la patrulla se abrio completamente. “Entre”

Cuando Bradbury escribia esta historia, la vision americana de las ciudades se estaba alejando de una en la que podias caminar a todos lados donde necesitabas ir, a una donde el automovil se estaba convirtiendo en el ser supremo. Las vias de los tranvias se estaban arrancando y se construian mas calles y carreteras para acomodar coches. La construccion masiva de casas unifamiliares habia iniciado. Bradbury claramente tenia sus reservas sobre esta trayectoria. El vislumbraba un futuro para la ciudad que no era lo color de rosa que la publicidad de sus dias lo hacia aparecer. Veia un futuro donde el coche nos desconectaría de la humanidad, donde el caminar seria visto como un crimen.
Si bien se han hecho avances para hacer las ciudades mas caminables y amigables al peatón, la mayor parte de Estados Unidos vive hoy en una sociedad que trata de lunáticos a peatones solitarios como Leonard Mead. Hemos visto en las noticias recientes cuando a una persona le dispararon y mataron al considerarla una amenaza porque el hecho de que caminaba solo, atravéz de una ‘comunidad cercada’ (condominio horizontal, coto, y otras denominaciones para los mismos ghettos). O el caso de una madre que fue condenada de homicidio_vehicular  cuando en su intento por cruzar la calle transitada, su niño de 4 años fue atropellado y muerto. Enfrentaba una condena mas larga que la del conductor homicida que huyó de la escena del incidente vial. Transportation for America dijo, este caso “es emblemático de un problema mucho mayor que existe en Metro_Atlanta y el país. Un caso como este resalta claramente el peligroso diseño urbano y vial que existe en las comunidades de todo el pais”
Bradbury, cuando escribió su historia en los 1950’s, no pudo ver hasta donde su visión de la ciudad se cumpliría  y no sorprende que haya acertado con precisión sobre las consecuencias de construir ciudades centradas en los automóviles y no en las personas

 

R.I.P. Ray Bradbury, el maestro visionario

via theatlanticcities.com

 

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a "El Peaton" cuento corto de Ray Bradbury visionario de la No Ciudad del Coche

  1. Lis mamani dijo:

    Cual es el conflicto principal del cuento

    • salvolomas dijo:

      La paradoja del cuento es que en la sociedad perfecta utópica que describen en el cuento, el que un ciudadano salga de su casa para caminar por su ciudad, se considera conducta extravagante, peligrosa y antisocial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s