Negociando con la congestión

Origen: Dealing with Congestion — Strong Towns

Nos dicen continuamente que la congestión del tráfico es terrible, que cuesta a la economia miles de millones cada año en pérdida de tiempo y productividad.

Hay repetidas llamadas el Capitolio para gastar miles de millones, que no tenemos para combatir la congestión . Sin embargo, como todos hemos visto, nunca nos libramos de ella. No importa cuánto gastamos, la congestión del tráfico nunca acaba.

¿Qué pasaria si la congestión fuera una buena cosa? Qué pasaría si pudiéramos utilizar paralizantes cantidades de congestión de tráfico para que nuestras ciudades económicamente más fuertes? Para dar a nuestros amigos y vecinos más oportunidades y una vida mejor?

Aquí está el cómo lidiar con la congestion de trafico a la manera de StrongTowns.

Gastar menos y obtener mejores resultados. Eso sólo puede ocurrir cuando se piensa de manera diferente.

La semana pasada, Chris Murphy, un senador estadounidense de Connecticut, tomó el tema del transporte. Se dio inicio a la conversación, centrándose en el viaje al/del trabajo e invitó a la gente a compartir sus ideas sobre cómo arreglarlo. Trasmitio en vivo su viaje, compartiendo la frustración de muchos que se encontraban atrapados en el tráfico paralizante de cada hora pico.

Nos dimos cuenta de todo esto debido a que la campaña de Transporte Tri-State (@Tri-State) nos copió un par de sus respuestas. Con ese fin, me parece que se dan credito en varios lugares con la cita: “Aliviar la congestión añadiendo más carriles es como curar la obesidad comprando pantalones más grandes.” Estoy seguro de que he usado eso – es una línea brillante – pero no me adjudico el credito. No estoy seguro de donde escuché eso por primera vez, pero ahi me la estoy robando como un artista.

Lamentablemente, mientras que el senador Murphy pide un “debate honesto”, su argumento incluía esta patente falsa declaración sacada directamente del memo con los puntos a tratar en ‘Culto a la Infrastructure‘:

Los ingresos fiscales de la gasolina en 1993 fueron $19.6 mil millones. Para el año 2013, habían subido a$29.2 mil millones. Para esto, el Congreso agrega cada año miles de millones más. Claro, el impuesto a la gasolina no se ha aumentado desde 1993, pero no pretendamos que es la causa fundamental de nuestros problemas de transporte o – más importante – que lo que “necesitamos” son mas mega proyectos

La mayor parte de la conversación del senador Murphy se refirió al tema crónico de la congestión. Note que no he llamado a la congestión un problema. Está claro que no lo es. Dentro de nuestros lugares – en nuestras calles –la congestion es un indicador de exito. Como Yogi Berra diria:

“Nadie va mas por ahi porque siempre esta demasiado lleno”

Ciertamente. Los lugares de mayor éxito están congestiónados.

Entre nuestros lugares – en nuestras carreteras – la congestion sindica muchas cosas, pero de cualquier manera, para mí, __ primariamente indica – falta de comprensión tecnica de los sistemas que hemos construido, por parte de la cultura americana y la profesion de ingenieria.

Considera la jerarquizada red vial. Es tan común hoy en día que rara vez nos detenemos a cuestionarlo. Las pequeñas calles, locales desembocan en calles colectoras. Esos colectores desembocan en arterias. Las arterias desembocan en grandes arterias que finalmente terminan vertiendo en los sistemas carreteros. De pequeño y grande; es la manera como se hacen las cosas.

Slide from our Transportation in the Next American City presentation.Diapositiva de Transportacion en la presentacion Next American City

Pare por un momento para examinar una cuenca. Allí tienes acequias que desaguan en pequeños arroyos. Esos arroyos desembocan en riachuelos y ríos más grandes. A su vez éstos desembocan en los ríos más grandes y, en última instancia, estos sistemas confluyen para formar algunos de los principales causes de agua del mundo.

Todos intuitivamente entendemos que, cuando experimentamos lluvia o la nieve se derrite en los bordes de una cuenca, hay un efecto compuesto que ocurre. Nos hemos convertido en bastante competentes en darnos cuenta de que, para cuando toda esta lluvia confluye, muy a menudo produce una inundación.

Hemos comprendido este concepto tan bien que hemos tomado medidas para abordar el problema en su origen. No permitimos que la gente rellene sus humedales. Requerimos a los desarrolladores retengan su escurrimiento en el lugar. Construimos sistemas de retención para retener el escurrimiento de aguas pluviales e infiltramosel agua de lluvia en los sistemas naturales más lentamente de modo que no se produzcan inundaciones . Tomamos estos pasos y otros en la fuente para mitigar los impactos acumulativos, impactos negativos de las corrientes de aguas pluviales. A saber: las inundaciones.

Slide from our Transportation in the Next American City presentation.Diapositiva de Transportacion en la presentacion Next American City

En lugar de red fluvial, examina un sistema similar de carreteras durante un viaje al trabajo típico. Aquí la lluvia que tenemos es de un tipo diferente: son los automóviles que brotan fuera del desarrollo urbano que inducimos, subvencionamos y animamos en la periferia de nuestras ciudades.
¿Por qué sorprendernos tanto cuando esto produce una inundación?

NOSOTROS CREAMOS LA INUNDACION

Si quisieramos diseñar un sistema para generar la máxima cantidad de congestión cada día, esto es exactamente cómo se llevaría a cabo. Es por ello que todas las ciudades de Estados Unidos – grandes, pequeñas y medianas – experimentan cierto nivel de congestión durante los viajes al trabajo. Nosotros tomar cualquier cantidad de coches que tengamos y los enviamos por un embudo al mismo lugar, al mismo tiempo. Fabricamos una inundación.

He escrito un breve eBook que describe las maneras como me gustaría usar las señales de precios para tomar decisiones racionales sobre nuestras inversiones en transporte, pero lo voy a simplificar apegandome a la analogía del río. Cuando queremos disminuir las inundaciones en una cuenca hidrologica, vamos a la fuente. Tratamos de retener esa agua, para que se absorba tan cerca de donde se origina como sea posible. Entendemos que esta manera es mucho más barato y mucho más eficaz que construir masivos sistemas de infraestructura para manejar el escurrimiento una vez que se envía corriente abajo.

Para las inundaciones de automóviles (congestión), la única manera de lidiar con ella y aún tener una economía exitosa es abordarlo en la fuente. Necesitamos absorber esos viajes localmente antes de que se conviertan en una inundación. En lugar de construir carriles, tenemos que construir tiendas de la esquina. Necesitamos ecosistemas económicos locales que creen empleos, oportunidades y destinos para la gente como una alternativa para los que sólo pueden llegar conduciendo.

Por casi siete décadas, nuestras obsesión nacional de transporte ha sido acerca de maximizar la cantidad que puedes conducir. Ahora tenemos que centrarnos en minimizar la cantidad te vez forzado a conducir. Si desarrollamos un sistema que responda a la congestión mediante la creación de opciones locales, no sólo desperdiciaremos menos dinero en proyectos de transporte que logran poco, pero estaremos fortaleciendo las finanzas de nuestras ciudades. Podemos gastar mucho menos y obtener mucho más.

Esa es la esencia del enfoque de Strong Towns.

Nota de cierre: La analogía del río fue originalmente mía – aunque es obvio _ que seguramente alguien más la haya usado antes – pero fue mejorada en gran medida en un correo electrónico que recibí de Ben Gomberg, el Gerente de Active Transportation de Mississauga, Canadá . Le contesté, pero recibí un mensaje de error y no he podido contactarlo de alguna otra manera. Si conoces a Ben, por favor dígale que para mi, su correo-e fue brillante.

Acerca de salvolomas

Asociación vecinal, formada con objeto de preservar la colonia habitacional unifamiliar preponderantemente, con calles de trafico calmado, seguras para la bici, parques, banquetas adecuadas para ir caminando a centros de barrio con comercios y servicios y oficinas solo en áreas designadas.
Esta entrada fue publicada en Calles, Movilidad, Politicas Publicas, Trafico y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.